Tras haber conseguido el dictamen de comisión, el oficialismo bajará al recinto confiado en reunir cerca de 130 votos para imponerse a quienes anticiparon su rechazo al texto del Poder Ejecutivo.

El interbloque oficialista de Cambiemos buscará la ley con el apoyo de algunos legisladores que responden a gobernadores provinciales, y en el marco de un tenso clima por la convocatoria a marchas y paro de centrales sindicales.

En medio, permanecen oscilantes o indefenidos unos 15 diputados, que no ven con agrado la reforma, pero que con sus abstenciones o ausencias pueden terminar jugando a favor del proyecto del Gobierno.

Para debatir el proyecto se debe lograr el quórum de 129 diputados sentados en sus bancas. En principio, el Bloque Justicialista, que está por ahora dividido y convulsionado, garantizaría el inicio de la sesión. A la hora de la votación, también podrían ser clave las ausencias.

Para apuntalar la ofensiva oficialista de llevar el debate a la sesión especial, convocada para las 14, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, confió hoy en que el proyecto sea ley mañana, al considerar que Cambiemos va a "conseguir los votos necesarios" para su sanción y aclarar que "no es cierto que se vayan a reducir las jubilaciones".

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario