Otros dos casos de contagios de hantavirus en la Cordillera llevó a las autoridades de Chubut a extremar las medidas sanitarias de prevención en Epuyén, ciudad donde se dieron los casos.

La información oficial del ministerio de Chubut indica que en las últimas horas se elevó el número de casos a 26 con 9 fallecidos.

En Epuyén las autoridades municipales transformaron los consejos en órdenes urgentes destinadas evitar que el brote alcance mayores dimensiones. En el pueblo quedaron prohibidas las reuniones de cualquier tipo incluyendo los velorios de las víctimas.

Las sospechas de que la cepa Andes del virus mutó y ahora se traslada con mayor facilidad en la saliva vaporizada es la hipótesis más firme que manejan los médicos en el sur. Esto explicaría el número creciente de nuevos contagios.

La provincia dispuso que se entreguen 700 máscaras especiales y botellas de alcohol a los vecinos y se instalaron 400 trampas en todo el pueblo. Fuentes cercanas al municipio indicaron que se capturaron alrededor 20 roedores pero sólo uno habría estado infectado.

A medida que pasan las horas la ciudad se va cerrando sobre sí misma como un puño. Se ha vuelto natural mantener diálogos a varios metros de distancia y con el cuerpo inclinado hacia atrás incluso entre aquellos que usan barbijo. Los cerca de 4000 habitantes de la localidad están condenados a la inmovilidad y a una rutina que tendrá que resolverse entre las paredes de su hogar. “Nos vamos a volver locos allá dentro, deprimidos, mal, encerrados”, dice Juan un joven del lugar.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario