El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, aclaró que el acuerdo por el bono de $ 5.000 excluye a los empleados estatales y afirmó que analizan la obligatoriedad del pago para los privados y para aquellos que no puedan pagarla otorgarles una línea de financiamiento bancario. "Tuvimos una muy buena reunión entre la CGT y lo sectores empresariales. El bono sería compensatorio y no remunerativo en dos cuotas, en principio sería para el sector privado, hasta que el público no cierre sus paritarias", subrayó el funcionario.

En una primera instancia se habló que los trabajadores del Estado también estarían incluidos, pero se aclaró que UPCN todavía tiene una cláusula de revisión para ejecutar en la paritaria y otro bono para cobrar antes del cierre de 2018. El ministro dijo que el pago extra es para los trabajadores que cerraron paritarias por debajo de la inflación anual estimada en 40%, y que ya no pueden activar cláusulas de revisión o que no tienen pendientes cuotas de incrementos salariales ya acordados con anterioridad.

Sica aseguró que se la bono se oficializará por decreto, pero dijo que todavía no está redactado y no descartó otros cambios. "Estamos terminando de redactar el texto", sostuvo. Según marca el acuerdo entre la Central de Trabajadores la intención es abonar dos bonos de $ 2.500 antes y después del medio aguinaldo de diciembre, es decir en noviembre y enero próximos, como paliativo ante la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores.

Te puede interesar: Se acreditarán un día antes los sueldos programados para el 9 de noviembre

"El último acuerdo no lo cumplieron, queremos un decreto", sintetizó el líder cegetista Héctor Daer, anfitrión del cónclave con Sica, la UIA y la CAC en la sede de la Federación de Trabajadores de la Sanidad (FATSA) realizada ayer. "Los gremios planteaban que podía haber algún tipo de flexibilidad. Vamos a hablar con el sistema financiero para ver si hay algún tipo de financiación para las empresas que no lo puedan pagar", remarcó Sica.

El ministro dijo que "estamos planteando que sea obligatorio para todos los sectores privados. La idea de esta mesa es que todos ponemos algo. Nosotros estamos resignando la recaudación con el no remunerativo. "Pusimos el límite de $ 5.000 como no remunerativo. Las empresas que pueden pagar más, eso ya sería remunerativo", subrayó. La CAME advirtió que "no todos los sectores" pueden afrontar el bono. "Para los pequeños comercios y medianos comercios es inalcanzable", enfatizó la entidad, mientras la Unión Industrial Argentina señaló "se destacó la relevancia mantener el poder adquisitivo para sostener el mercado interno aunque se planteó que muchos sectores de las PyMEs industriales y economías regionales están atravesando un momento sumamente complejo", dijo.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario