Apenas siete meses después de haber dispuesto la liberación de los precios de los combustibles, el gobierno de Mauricio Macri resolvió esta noche dar marcha y volver a regular el mercado de modo de paliar el impacto en la inflación que tendría una nueva suba de los combustibles.

El ministro de Energía y Minería de la Nación, Juan José Aranguren, llegó a un acuerdo con Shell, Pan American Energy e YPF para congelar los precios hasta julio. Las empresas no perderán sin embargo dinero. El gobierno de Macri se comprometió a compensarles en el segundo semestre las ganancias que dejen de percibir en mayo y junio.

En definitiva se trata de un diferimiento con el propósito de que la nueva suba de los combustibles no se sume a la presión que ejercerá la devaluación sobre el índice de inflación de mayo.

El precio de los combustibles está atado a la cotización del dólar y del barril de petróleo en el mercado internacional. Con esas dos referencias en alza las petroleras reclamaban una suba inmediata en los precios de hasta el 30%.

Con una economía que se mueve en un 95% en camión, cada pequeña suba en los costos de los combustibles se trasladan de manera inmediata a precios. Este diferimiento es apenas un intento del gobierno por maquillar la inflación mientras intenta mantener en absoluta soledad la meta inflacionaria del 15% para todo este año.

FUENTE: Minuto Uno
visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Las más leídas

Encuesta

¿Cuál es el menú ideal para el 25 de Mayo?

Locro
Asado
Empanadas
ver resultados