Opinión.. 

El Jujuy de los proyectos imposibles

Análisis político y social de la semana por Alberto Siufi.

Por  Alberto Siufi

Pasaron un poco más de ocho años y medio desde la llegada de Gerardo Morales al Gobierno de Jujuy, el caudillo radical que supo ponerle un punto final a la violencia sin control de Milagro Sala y que le asesto al peronismo provincial una de las derrotas más importante de su historia.

El Ejecutivo provincial -que lideraba por aquel entonces Eduardo Fellner-, fruto de las malas actitudes de la dirigente social y de la mala gestión del Gobierno nacional encabezado por Cristina Fernández de Kirchner, cayó en una situación de insostenibilidad, llevándolo a perder en las elecciones provinciales ante un Gerardo Morales que contó con el empuje de una gran ingeniería electoral y que ya venía de cuatro intentos fallidos por llegar a la residencia de calle San Martín.

Por aquellos tiempos, Jujuy vivía sumergida en el caos, con cortes de rutas y de calles que se daban todo el tiempo y que engrandecían a cada instante el malestar de los jujeños.

Bajo ese contexto, no fue de extrañar que las esperanzas de miles de comprovincianos se hayan volcado hacia el frente Cambia Jujuy en una provincia que históricamente fue gobernada por el peronismo.

De esta forma, el cambio llegó a la provincia y las protestas y la toma de plazas perpetradas por Milagro Salas quedaron en el olvido para dar paso a proyectos y a iniciativas que hoy configuran un Jujuy distinto.

Cuestiones que parecían imposibles en aquel entonces, como encarcelar a todos los violentos, impulsar el desarrollo de la energía solar, producir cannabis y construir un centenar de escuelas, con el correr de los años se fueron haciendo una realidad.

Hasta el crecimiento del turismo que hoy vivimos fue fruto del trabajo y la visión del ex gobernador Gerardo Morales, quien, allá a lo lejos, se animó plantear cosas que muchos creímos serían irrealizables.

En el tema cannabis, por ejemplo, la calidad productiva que actualmente se ha alcanzado llevó a que la producción local comience a ser requerida por los principales mercados del mundo y que Jujuy se posicione como una exportadora de flores de cannabis medicinal a nivel mundial.

Convenios con Australia y con Alemania -mercados sumamente exigentes-, sirven de ejemplo para poner en evidencia el valor que hoy tiene nuestra producción de cannabis, dejando en offside los comentarios malintencionados que hasta el día de hoy tratan de vincular a la provincia con la venta de droga.

Otro punto para destacar del cambio de mentalidad es el proyecto del Tren solar. Lo que en momento pareció algo utópico, hoy es una realidad que circula por los rieles de nuestra Quebrada.

Muchos pensábamos -incluido quien les habla- que esto iba a ser difícil de concretar y algo imposible de realizar en tan poco tiempo. Por suerte para Jujuy, nos equivocamos y hoy el tren no sólo ya funciona, sino que además ya se posiciona como un gran atractivo turístico de Jujuy.

Dentro de este marco, el hecho de que el tren funcione con baterías de litio pone a la provincia en la senda de los proyectos sustentables y amigables con el medio ambiente que hoy que se fomentan en todo el mundo.

A partir de hoy, y durante muchísimo tiempo, hablar de Jujuy va a significa hablar de su tren.

En materia de energía, los cambios también se hicieron presentes en la Provincia. La visión de aprovechar la luz solar llevó a que en Jujuy se construyan las plantas solares de Cauchari 1,2 y 3.

La mencionada infraestructura de 300 megavatios se logró gracias a un crédito del Eximbank y colocando un bono verde en los mercados de Nueva York, algo que para muchos parecía más que imposible de lograr y aun así se concretó.

A esto hay que sumarle que hoy no tenemos Cauchari 4 y 5 por las trabar que puso el gobierno de Alberto Fernández y porque el actual gobierno de Milei no tiene en sus planes el desarrollo de este tipo de obras.

No obstante de esto, la realidad de Jujuy en materia de energía solar es absoluta. Además de todo lo mencionado, hay otras 13 de pequeñas plantas solares que se van a construir en convenio con Ejesa, a lo cual hay que sumarle los 5 pueblos solares que, bajo un criterio de federalismo, brindan servicio de energía a localidades con muy pocos habitantes.

Por el lado de la infraestructura educativa, en el marco del convenio del PROMACE se trabajó junto al Colegio de Ingenieros y al Colegio de Arquitectos para impulsar la construcción de nuevos establecimientos educativos en Jujuy.

El proyecto final, si bien, es de 258 escuelas; hoy, a la luz de la situación económica, es muy difícil que se pueda concretar en su totalidad. Aun así, ya se construyeron más de 100 establecimiento a lo largo y a lo ancho de toda la geografía provincial priorizando que en cada pueblito haya una escuela o un proyecto de edificación.

A la hora de hablar de turismo, no podemos dejar de destacar la visión que se tuvo para concretar diversas obras que impulsen el desarrollo de la actividad en la provincia.

Un primer gran paso fue la concreción de un nuevo aeropuerto. A esto hay que sumarle el fomento a la construcción de hoteles y obras de envergadura en la Provincia.

Hoy, en San Salvador, por ejemplo, se edifica el Hotel Amerian, el cual va a contar con 13 pisos, y además se trabaja en un acuerdo para concretar un hotel de cinco estrellas de la cadena Alejandro 1. Ambos proyectos, sin lugar a dudas, le van a dar a la capital provincial y a Jujuy una potencialidad receptiva distinta.

Dentro de este marco, también hay que destacar la Ciudad Cultural, el Nuevo Cabildo y el Centro Cultural Lola Mora (el centro que albergará las estatuas de Lola Mora contó con el asesoramiento del prestigioso arquitecto César Pelli en lo que fuera su último proyecto en vida), obras que le dan -y le darán- una configuración distinta al disfrute de los jujeños y de los turistas.

Por todo esto, podemos decir Gerardo Morales nos convocó a pensar en grande y nos llenó de ideas que parecían ser imposible de realizar.

Cuando habló de llevar a la cárcel a los violentos, nadie pensaba que el dominio que tenía Milagro Salas sobre la provincia iba a terminar de la manera que terminó: la dirigente social presa en su domicilio cumpliendo una condena que fue ratificada por la Corte Nacional.

Al día de hoy, la realidad indica que mucho de lo que dijo el ex gobernador Morales, se cumplió; dejando un legado que seguramente ocupará varias hojas de la historia de nuestro querido Jujuy.

Turbulencia nacional

En el orden nacional pasamos una semana realmente complicada. El dólar tocó los límites máximos y el riesgo país subió a los 1500 puntos, fruto de la falta de definiciones en materia económica del gobierno de Javier Milei.

La conferencia de prensa que brindaron el titular del Banco Central, Santiago Bausili, y el ministro de Economía de la Nación, Luis Caputo, no colmó las expectativas ni de los bancos, ni del mercado, ni de la gente. Tal es así, que lo que se dijo terminó convirtiéndose en un boomerang que impacto de lleno en la administración libertaria.

La expectativa de anuncios importantes que había tras aprobación de la Ley Bases y Pacto Fiscal se diluyó en la nada y los funcionarios tan sólo se limitaron a enunciar cuestiones netamente técnicas que explicaron un cambio de deuda desde el Banco Central al Ministerio de Economía.

A esto, tenemos que sumarle las estadísticas que se difundieron en los últimos días por parte del INDEC, donde, números mediante, se continuó ratificando la tendencia recesiva que se viene dando desde hace meses en el país.

Cómo estará de complicada la situación que hasta el propio Fondo Monetario Internacional ya comenzó a encender luces de alarma y a plantear advertencias en torno a la conducción libertaria del país.

Sin inversiones a la vista y con una recesión que se empieza a alargar en el tiempo, el gobierno de Milei comienza a vivir, quizás, su peor momento. La gente empieza a pedir resultados. Y de a poco el “aguante” que se evidenciaba en los primeros meses de gestión va dejando de existir.

Vienen tiempos complejos, sin lugar a dudas. Veremos si el arribo al gabinete de Federico Sturzenegger, flamante ministro de Desregulación y Transformación del Estado, trae consigo en su valija medidas que contribuyan a dinamizar la gestión del Gobierno nacional.

¡Buena semana para todos!
Alberto Siufi


Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
Comentarios: