El nuevo Código de Faltas de Mendoza es cada día más duro. Por eso la Justicia sancionó a 16 padres de menores que se alcoholizaron en "previas" o fiestas privadas, y una de las multas más onerosas llegó a 57.000 pesos, ya que las nuevas normativas establecen que los padres que suministren o permitan el consumo de alcohol o sustancias a sus hijos serán sancionados con arresto de 15 a 60 días, trabajo comunitario de hasta 20 días o una multa de entre 14.250 y 57.000 pesos.

Los controles son realizados por la Subdirección de Diversión Nocturna, organismo que tiene la potestad de aplicar controles de alcoholemia a menores y si detecta infracciones, llama a los padres para que vengan a buscarlos o llevan al chico a la comisaría del Menor, hasta que el adulto responsable se haga presente. La normativa entró en vigencia desde el 1 de diciembre.

Quienes definen el monto de la multa son los jueces de Paz de esa provincia. "Anteriormente, el código establecía que el padre iba a tener la sanción en caso de mostrarse falta de cuidado o protección. En esos casos, los padres siempre presentaban recursos de que los dejaban en casas de amigos. No sabían que ellos ingresaban a lugares prohibidos para menores", indicó Mauricio Pinti, el titular de la subdirección de Diversión Nocturna.

Otras de las sanciones que puede aplicarse es la obligación de realizar una terapia de familia o la asistencia a un curso de responsabilidad parental para los chicos que incurran en contravenciones. "La sanción la hace el juez de falta. Va de 2000 a 4000 unidades fijas de Mendoza, que hoy sería entre $20000 y $40000 pesos, además de trabajos comunitarios en ámbitos del gobierno. En caso de reincidir se elevaría al doble", aclaró Pinti.

Los bares o boliches que permiten el ingreso de menores también son sancionados con dureza, con multas que van hasta los 38.500 pesos o trabajo comunitario entre 20 y 40 días. La nueva ley busca que los padres sean responsables ante la conducta de sus hijos, y no hacerse los desentendidos ante la falta de cumplimiento de las normas. "Era difícil sancionar con ese gris en la ley. Ahora se presume que si el chico está ahí, es una falta de cuidado", sostuvieron las autoridades provinciales.

El procedimiento hasta llegar a la sanción prevé en una audiencia donde el acusado podrá ofrecer como resarcimiento un pago, una conductora reparadora, pedido de disculpas o la promesa de no volver a hacerlo. Si no hay acuerdo, habrá debate judicial y el juez tendrá que resolver. Si llega a haber arresto, los detenidos deberán estar recluidos en celdas especiales, correspondientes con la gravedad de la infracción.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario