Conmovedor.. 

Fernando Báez Sosa había escrito una carta para sí mismo

El joven asesinado en Villa Gesell había anotado cómo quería verse en un futuro. "Haciendo lo que me gusta y disfrutando mi vida".

image.png

Creo que dentro de 10 años voy a estar haciendo lo que me gusta y disfrutando mi vida. Poder cumplir los sueños, objetivos, y expectativas que tengo, darles regalos a mis padres, tratando de darles lo que me dieron. Espero ya tener una pareja, una estabilidad, y comodidad económica. Amor, familia, amistades, cariño, unión, felicidad, conocimiento, viajar, conocer, y conectarme. Mi misión es conectar, amar, brillar y servir. Mis valores centrales son amistad, independencia, placer, relaciones valiosas y el tiempo libre al servicio de las personas, la exploración de la mente, los deportes y la autoayuda”, comentó Fernando.

image.png

Esta carta escrita a mano, Fernando la tenía en una caja celeste de zapatillas, junto a otros objetos de gran valor como su chupete de nacimiento, 12 medallas por logros deportivos, souvenirs de cumpleaños de 15, un muñeco del Hombre Araña que Graciela, su mamá, un día tuvo que coser ya que él “lo había llevado al colegio y volvió descuartizado”.

image.png

Las palabras emotivas y llenas de dolor que brindaron los papás de Fernando a tres años del hecho en un acto en Dolores el miércoles, remarcaban el pedido de justicia: “Queremos un castigo ejemplar. Era nuestro sol, nuestra vida. Hoy estamos vacíos, nadie quedó en casa. Estamos los dos solitos ”, comenzó diciendo Graciela.

image.png

A su vez. sostuvo: “Sin él, la vida se terminó para nosotros. Vinimos a Dolores para buscar justicia, no venganza. Queremos que paguen por lo que le hicieron a mi hijo”.

Y añadió: “En el juicio vi cómo le pegaban a mi hijo y como madre vi cómo lo discriminaban por su color de piel. Era un chico bueno, sano, amaba la vida. No tenía enemigos, era un chico feliz que solo quería disfrutar. Sigo esperando que mi hijo regrese, a pesar de que nunca más regresará a nuestra vida”.

image.png

“Tenemos fe. Que la justicia actúe como debe ser y que el castigo sea ejemplar. Para que eso jóvenes que ahora se divierten en la playa puedan volver con su familia”, dijo por su lado Silvino Báez.

En esa línea, sumó: “Necesitamos justicia, paz para seguir viviendo un poco más. No es fácil, cada día nos cuesta más la ausencia de Fernando. Cada vez que me levanto a la mañana es como levantarme con una bolsa enorme a la espalda. Es un peso encima”.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: