El Gobierno destinó poco más de $ 3000 millones para el armado y seguridad de la cumbre del G20 que reunió a los principales líderes del planeta en Buenos Aires entre el 30 de noviembre y 1 de diciembre. En total se acreditaron 36.400 personas, extranjeras y locales. Y el sector, según los números oficiales se benefició como mínimo en US$ 43,6 millones por la visita de 14.000 extranjeros con gastos a lo largo de seis días.

Ello se divide en unos $ 1750 millones de la Unidad G20 (UTG20) , que comanda Hernán Lombardi, y desde donde se organizaron las 60 reuniones preparatorias de la cumbre de líderes que tuvieron lugar en 10 ciudades del país, y otros $ 1000 millones que se gastaron desde el Ministerio de Seguridad en Equipamiento, operaciones, traslado y alojamiento de los 22.000 efectivos afectados en el principal operativo de cuidar las calles y la seguridad de los mandatarios. Por otro lado, el Ministerio de Transporte destinó poco más de $ 300 a tareas de infraestructura que quedará en Aeroparque y Ezeiza.

La cifra total es casi la misma que se había presupuestado desde el principio, según constató este diario, para una cumbre le redituó al país un éxito internacional importante, en materia de organización, negociación y seguridad. Al mismo tiempo, en un encuentro con un reducido grupo de periodistas entre los que estaba Clarín este viernes, Lombardi informó que la Unidad G20 va a devolver al tesoro nacional $ 162 millones que no se gastaron y que muestran el cumplimiento de un plan de austeridad. Por lo tanto de su área, en lugar de $ 1750 millones se gastaron $ 1588 millones. "Nuestro concepto fue cumplir con el protocolo internacional sin excesos ni extravagancias", afirmó este viernes para luego detallar los gasto.

La cifra argentina es menor a lo gastado en el G20 de Alemania, en 2017 y también está muy lejos de los fastos de China, en 2016. El gobierno de Angela Merkel informó en su momento que la cumbre de Hamburgo -que después tuvo más gastos porque las violentas protestas de los manifestantes anti G20 provocaron fuertes destrozos en la ciudad- tuvo un presupuesto de U$S 90,2 millones de dólares, casi US$ 11 millones más que los U$S 79,7 millones de Argentina ( que surgen de los $ 3000 millones). El caso de la cumbre de Hangzhou es un misterio porque el gobierno chino nunca oficializó lo gastado y basta con tener en cuenta que la ciudad de 6 millones de habitantes quedó vacía para ese G20 porque el gobierno central les dio vouchers a los pobladores por un total de US$ 1500 millones para que se fueran de turistas por el tiempo en que duraban la cumbre.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario