El proceso recién pudo concretarse ayer, un mes después del crimen, ya que días antes de ser asesinada, la víctima había aumentado la seguridad del celular porque, según consta en el expediente, su exnovia, Nahir Galarza , detenida por el homicidio, había descubierto cómo usarlo.

La fiscal que actualmente está a cargo de la causa, Martina Cedrés, explicó que en las últimas horas fue notificada de que los expertos de la fuerza ayer pudieron desbloquear el móvil y accedieron a su contenido.

El miércoles, los especialistas de Gendarmería comenzaron a analizar los aparatos móviles de la imputada y del joven asesinado, aunque, al igual que les sucedió a los especialistas de la Procuración de Entre Ríos, no pudieron abrir el segundo de ellos, dijeron fuentes judiciales. Por ello, solicitaron a la madre de Fernando la computadora del joven para tratar de, por esa vía, acceder a los mensajes y cuentas de redes sociales instaladas en el celular.

Según los voceros, el smartphone de Fernando, un Motorola G5 Plus XT1680 tiene un sensor biométrico con huellas digitales para abrir el sistema y un gráfico y un PIN para la mensajería instantánea de WhatsApp.

Un investigador con acceso al expediente detalló que el padre de la víctima declaró que el joven utilizaba la huella digital y los amigos indicaron que tenía un PIN y un gráfico "muy complejo, como un garabato".

"Los mismos amigos de él dijeron que días antes del crimen ella le descubrió el gráfico y el PIN, y accedió a una foto que subió a un grupo de Whatsapp y le borró contactos, por lo que la víctima cambió todas las claves de acceso que ellos conocían", explicó el investigador.

"Incluso hay una crítica en Whatsapp (en el celular de ella) en el que él le pregunta '¿cómo hiciste para descubrir el PIN?' y ella da a entender que lo conoce muy bien", describió una persona con acceso al expediente, que desde ayer no puede ser difundido por disposición del juez Mario Figueroa.

Mientras que en el caso de Nahir, ésta brindó la clave de acceso a su I Phone 6, por lo que los expertos de la Procuración entrerriana remitieron al expediente miles de mensajes que estaban almacenados en la memoria del mismo.

Según pudo saber LA NACION, la computadora resultó clave ya que por esa vía se pudo acceder al perfil que el joven tiene en Google y, desde ahí, al contenido del celular.

El asesinato

El crimen fue cometido cerca de las 5.20 del 29 de diciembre último, en la vía pública de Gualeguaychú, donde a Fernando lo hallaron en estado de agonía, con un tiro en la espalda y otro en el pecho, y su moto y dos cascos tirados a su lado.

El joven murió poco después y si bien Nahir primero declaró como testigo y dijo que había visto por última vez a su exnovio la noche anterior, 12 horas después la joven se presentó ante la Justicia y confesó haber cometido el crimen.

Luego, Galarza tuvo una breve internación por su estado de shock, y finalmente fue trasladada a una celda de la Comisaría del Menor y la Mujer, donde cumple la prisión preventiva dictada por 60 días.

El 16 de enero, la acusada amplió su indagatoria y aseguró que los dos disparos fueron "accidentales" y que en la primera declaración como imputada mintió porque tenía miedo que culpasen a su padre policía, quien tenía a cargo el arma homicida. Además, acusó a Fernando de ser quien tenía el arma en su poder y de haberle gatillado en el estómago en más de una oportunidad.

Ayer, el juez Figueroa volvió a rechazar un pedido de la defensa para que se revoque la prisión preventiva de la joven, que seguirá alojada allí a la espera del arranque del juicio oral que, podría ser, antes de fines de febrero.

Paralelamente, se realizó una inspección ocular y un trabajo de planimetría en la casa de Galarza para establecer si, como declaró la imputada, es posible que los padres no hubieses escuchado la discusión que Nahir dijo haber tenido con Fernando en su casa antes del crimen.

La semana próxima, está previsto que se realice el peritaje psiquiátrico a Galarza e incorporar a la causa el informe final de la autopsia, el balístico, el de los teléfonos y tomar testimonios a amigos de la víctima, tras lo cual el expediente sería elevado a juicio.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario