El ministro de Finanzas, Luis Caputo, rindió cuentas por primera vez en el Congreso. Su presencia fue requerida por sectores de la oposición para que informe sobre la deuda pública y sus supuestos vínculos con sociedades en paraísos fiscales.

La intervención del ministro de Finanzas, Luis Caputo, en el Congreso terminó en escándalo y de manera abrupta, con el funcionario aprovechando los gritos de un grupo de diputados kirchneristas para retirarse de la comisión bicameral de seguimiento de la deuda.

La piedra del escándalo fue la intervención de la diputada kirchnerista Gabriela Cerruti, quien empezó a interpelar a los gritos al ministro por, supuestamente, haberle enviado un papel con un mensaje.

El papel de la polémcia tenía la siguiente leyenda: "Mi hijos tiene 11 y 13 años, por favor no seas mala". Terminaba con el dibujo de una carita sonriente.

El inicio de su exposición ante la Bicameral de Deuda en el Congreso, declaró que el objetivo principal del Gobierno es eliminar la pobreza mediante un crecimiento sostenido, informó Télam.

Caputo, advirtió que "el tema de las offshore no es delito" y se trata de "una práctica común", remarcó que el delito se da "cuando no se declara", y sostuvo que tampoco puede declarar "una tenencia" que no es suya.

El ministro rechazó hoy las acusaciones opositoras que decían que él asumió como funcionario para "favorecerse" y afirmó que, si "hubiera querido" beneficiarse, "se hubiera quedado en el sector privado" y que su comportamiento "como ciudadano" en torno al dólar futuro "es un buen ejemplo" de eso, ya que no ganó nada con esas operaciones.

Las declaraciones de Caputo generaron una fuerte discusión entre el presidente de la comisión, el peronista José Mayans, y legisladores del Frente para la Victoria que cuestionaban a viva voz el mecanismo del interrogatorio.

"No venga a hacer show acá, siéntese, siéntese", pidió el presidente de la Bicameral, Mayans, al jefe de los diputados del kirchnerismo, Agustín Rossi, que pese a no ser miembro de la comisión se levantó de su asiento para reclamar que el ministro Caputo conteste pregunta por pregunta las inquietudes de los legisladores.

La disputa, en la que intervino Rossi a los gritos (aunque sin micrófono) y el diputado José Luis Gioja, debió ser dirimida mediante una votación, en la cual ganó la moción del jefe de los senadores de Cambiemos, Luis Naidenoff, quien propuso que se formulen todas las preguntas de los miembros de la comisión y que luego conteste el ministro Caputo.

El primero en preguntar fue el diputado nacional y ex ministro de Economía del kirchnerismo, Axel Kicillof, quien enumeró al menos cinco preguntas que incluyeron el monto por la emisión de deuda y la presunta participación en empresas offshore.

FUENTE: La Gaceta de Salta
visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario