La mitad de las mujeres cree que ganan menos que los hombres

El 70% de las trabajadoras considera, además, que tener un hijo menor de cinco años reduce sus posibilidades de conseguir empleo o lograr un ascenso laboral

Casi el 70 por ciento de las mujeres considera que las probabilidades de conseguir trabajo o un ascenso se reducen al tener un hijo menor de cinco años y más de la mitad opina que las trabajadoras perciben salarios inferiores a los de los hombres, según un informe privado.

De acuerdo con el relevamiento, más de la mitad de las argentinas (57%) considera más apropiado postergar la maternidad hasta tener una posición consolidada, para poder dar a sus hijos todo lo que necesitan. Esta opinión prevalece más entre las generaciones más jóvenes y disminuye a medida que aumenta la edad de las entrevistadas.

Estas son algunas de las conclusiones a las que arriba el sondeo "Mujer y Trabajo", elaborado por la consultora en Recursos Humanos Grupo RHUO. Para el estudio, fueron consultadas de manera online 318 mujeres de entre 18 y 60 años, residentes en la Argentina en centros urbanos de más de 10.000 habitantes, entre el 20 de enero y el 4 de febrero.

El 87% de las consultadas de entre 18 y 25 años (representantes de la generación Y), evalúa que es preferible tener una posición laboral consolidada antes de concebir un hijo. En sus respuestas prevalece la formación profesional y académica, para establecerse económicamente y escalar posiciones laborales en una organización, antes que la formación de una familia.

Esta misma opinión es asumida por el 61% de quienes tienen entre 26 y 35 años, por el 53% de las entrevistadas de entre 36 y 45 años y por el 37% de las mujeres mayores de 45 años.

"La investigación muestra de manera contundente que la maternidad aún requiere tiempo de trabajo y madurez en las organizaciones. Si bien se avanzó bastante en el tema, falta recorrer un camino para que las direcciones corporativas acepten que las mujeres que son madres desarrollan capacidades muy valiosas en las organizaciones", indicó la gerente de Capital Humano de Grupo RHUO, Mariela Aliandri.

Entre otras virtudes desarrolladas por las madres, Aliandri enumeró "el sentido de responsabilidad, la posibilidad de colocarse mucho más rápidamente en el lugar del otro y la sensibilidad, que permite obtener logros interesantes con sus equipos de trabajo".

Y añadió: "la percepción es otro de los aspectos que desarrollan las madres, y que es uno de los más valiosos al momento de seleccionar a un candidato frente a otro con similares capacidades. Ser perceptivo hace la diferencia".

Sin embargo, consultadas las mujeres madres, el 64% cree que la concepción de su primer hijo no incidió negativamente ni positivamente en su desarrollo laboral. Para el 20% afectó en forma negativa, mientras que para el 16% en forma favorable.

Sobre la incidencia en el desarrollo laboral al tener un hijo, quienes fueron madres antes de los 26 años y consideran que incidió negativamente en su carrera, mencionan como causa principal la imposibilidad de haberse capacitado adecuadamente. Entre quienes concibieron su primer hijo después de los 30, las causas negativas están asociadas a tener menos tiempo para dedicarse al trabajo.

"La investigación pone de manifiesto el cambio socio cultural del que somos testigos. Cada día las mujeres más jóvenes deciden postergar su maternidad, ya sea para estudiar y formarse profesionalmente o para escalar posiciones laborales en una organización. Esta tendencia no es exclusiva de las mujeres, es un comportamiento social de la pareja, que se impone en este siglo atravesado por la nueva cultura de la tecnología y la globalización", asegura Aliandri.

Salarios

Por otro lado, el 59% de las entrevistadas sostiene que, ante situaciones iguales, el hombre tiene más posibilidades que la mujer de acceder a cargos directivos y puestos de decisión. El 52% considera que para una mujer, desarrollar una carrera laboral, es un camino particularmente difícil.

"Si bien es real que aún hoy hay diferencias salariales entre cargos iguales para hombres y mujeres, es importante resaltar que este comportamiento está cambiando, sobre todo gracias a grandes corporaciones que marcan tendencia y que tienen en sus puestos de CEO a mujeres. No obstante esto, la percepción está instalada y será un trabajo de comunicación y de mayor transparencia en los salarios la que lo pueda cambiar, especialmente en la Argentina, en donde elsalario de cada trabajador es casi un secreto de estado", indica Aliandri.

Indagadas sobre las preferencias de género a la hora de ser lideradas, la amplia mayoría de las mujeres entrevistadas (72%) asegura que es indistinto si su jefe es un hombre o una mujer, mientras que un 21% dice preferir a un hombre como superior. En el otro extremo, sólo el 7% se inclina por tener mujeres como superiores.

La misma situación se repite al indagar sobre la elección del equipo de trabajo, ya sea en una misma posición laboral o al tratarse de personal a cargo.

En cuanto al tipo de puesto a desarrollar, el 43% expresa que existen determinados trabajos que son solo para hombres, como los que involucran la fuerza física: construcción, recolección de basura, albañilería pesada, estiba manual y trabajos agrícolas, entre otros.

Asimismo, también considera que ciertos puestos son sólo para mujeres, como los que involucran imagen corporal ymoda, los jardines maternales, el servicio doméstico y los puestos de azafatas, secretarias,parteras y recepcionistas.

"Esto demuestra que en el imaginario aún persiste la diferenciación entre tareas femeninas y masculinas, incluso cuando el mercado laboral, como en el caso de los asistentes de vuelo, demuestra que el sexo no es relevante a la hora de desempeñar el trabajo", agregó Aliandri.

El 58% de las consultadas asegura estar muy satisfecha o satisfecha con su vida laboral y profesional. Esta satisfacción se debe a que hacen un trabajo que les gusta, en un buen clima laboral y pueden compatibilizar la vida familiar con el trabajo, sin hacer ningún tipo de mención altema salarial.

Sólo un 10% se manifiesta muy insatisfecho con relación a su vida laboral actual, lo que está asociado estrictamente al salario y al poco reconocimiento por el trabajo que realizan.

Por otro lado, al ser consultadas sobre la cantidad de horas trabajadas diariamente, el 37% indica que trabaja más horas que su pareja. En cambio, el 32% considera que su pareja trabaja más, mientras que un 31% opina que ambos trabajan por igual.

A la hora de responder quién aporta más ingresos al hogar, las percepciones son menos dispersas. Casi la mitad de las encuestadas (46%) considera que es el hombre quien realiza los mayores aportes al hogar, para el 27% ambos aportan lo mismo, mientras que sólo para el 25% son ellas mismas las mayores aportantes.

Es decir que, aun cuando un 37% de argentinas que declara trabajar más cantidad de horas que su pareja, sólo un 25% dice aportar la mayor cantidad de ingresos al hogar.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
Comentarios: