El voluntario argentino Alejandro Carrizo, oriundo de Caleta Córdoba, en Chubut, dijo a Télam que "hasta que no disminuya el viento, es imposible iniciar la carga del minisubmarino dado el peligro que implicaría sostener el peso del mismo en el aire con la linga de la grúa".

Mientras tanto, personal femenino de la Marina estadounidense continúa desarmando, en el playón lindante al Shopie Siem, las estructuras en las que se transportó el minisubmarino dividido en dos partes: la campana y el cuerpo central.

A la espera de la disminución de los vientos, los trabajadores portuarios y los efectivos militares cargan al buque materiales de menor envergadura, que pueden ser transportados de forma manual.

Por otra parte, las autoridades de la Armada Argentina esperan que ingrese en las próximas horas al puerto comodorense un navío de bandera uruguaya DDK, que transportara el material de los contenedores bajados anoche por el avión ruso Antonov, uno de los más grandes del mundo.

La aeronave rusa seguirá en las próximas horas su viaje hacia Ushuaia, donde descargará el resto del material para ser subido al ARA Islas Malvinas que tiene previsto llegar a Tierra del Fuego luego de una operación de apoyo antártico.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario