El presidente se dejó ver en bermudas, zapatillas negras para trotar, campera de montaña, muy informal por la arteria comercial de la localidad en compañía de su esposa, Juliana Awada, también con un look casual. Ambos recorrieron jugueterías buscando obsequios para la pequeña.

Al final, la pareja caminó rauda cargando una voluminosa bolsa blanca por la vereda de la avenida Arrayanes. Detrás algunos turistas paseaban por el área prácticamente sin percatarse que escoltan a un presidente. Beneficios del sur que Macri sabe apreciar.

Se sacó fotos con los turistas y vecinos que lo saludaron y dialogó con comerciantes locales. “Hablamos de Chile. Le dije que Chile nos está matando, le contamos la situación. Otro comerciante le dijo que el problema está en que nosotros pagamos muchos impuestos. El presidente asentía, dijo que está complicado competir en esa situación, que ahora con el dólar como está iba a mejorar más, dijo que si logramos emparejar el tema del dólar mejoraría”, contó Alejandra Rossi, propietaria de Dulces Travesuras, de venta de indumentaria para chicos.

Sobre los viajes de “compras” a Chile de muchos turistas y locales, Macri dijo que “eso se corta si se logra emparejar el cambio del dólar”.

En estas vacaciones al presidente Macri le tocaron en su mayoría días muy patagónicos. Lluvia, viento y temperaturas no demasiado altas a pesar de la época del año. Aunque los primeros dos días optó por permanecer recluido en su chalet en Cumelén, después de esto inició una intensa actividad protocolar.

Se estima que el presidente el lunes ya deje el lugar de relax.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario