Por cada 10 pesos de compra con tarjetas, los bancos se quedan con 2

El costo financiero en el canal de comercialización por el uso de tarjetas de crédito o débito, llevó por ejemplo, a que el año pasado los bancos embolsaran 13.000millones de pesos por los servicios.

El costo financiero en el canal de comercialización por el uso de tarjetas de crédito o débito, hace que por cada diez pesos que el consumidor gasta en una compra en un comercio, los bancos se lleven dos.

Esto llevó el año pasado, por ejemplo, a que los bancos embolsaran 13 mil millones de pesos por los servicios de tarjetas, según un análisis de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME)

De acuerdo con un informe de la Fundación ProTejer, realizado por el economista Mariano Kestelboim, en las promociones de ventas con tarjetas, los costos financieros y comerciales de los descuentos “son absorbidos en gran parte” por los comercios.
Los bancos aceptan financiar una pequeña parte del costo de la promoción, generalmente inferior a 30 por ciento del costo
total del descuento, excepto en casos muy especiales, donde -por target y reconocimiento de la marca- las entidades financieras llegan a asumir hasta la mitad del costo.

Con lo cual por cada diez pesos de descuento, los comercios deben absorber siete.

En general, el grupo de comercios que accede a los acuerdos con los bancos “es acotado”, ya que se establecen condiciones muy restrictivas.

“Los bancos que más ventas traccionan a partir de sus promociones son Santander, Galicia y Francés; en ese orden, ofrecen condiciones menos favorables” para los comercios, puntualizó el análisis de ProTejer.

Otra cuestión importante de las promociones con tarjetas, es que “los descuentos no se realizan sobre los precios realmente pagados, sino por los valores de lista sin descuento”, señaló el informe.

En el caso de las tarjetas de crédito el arancel es de 3 por ciento y en las de débito es de 1,5, mucho más altos que en Estados Unidos, donde se cobra 1 por ciento.

Así, si un comercio hace una promoción de 30 por ciento, y vende por 70 pesos, por lo cual debería pagar 2,1 pesos, termina pagando 3 pesos, es decir, 42,9 por ciento más.

Además, la reglamentación legal de la utilización de tarjetas de crédito y débito contempla que, bajo el arancel que cobran los bancos emisores de las tarjetas, se deberían incluir todos los gastos de operación.

“Sin embargo, a los costos de los aranceles, los bancos también agregan un costo de alquiler de la terminal de captura (conocido como Posnet o Lapos) de 150 pesos mensuales por aparato en comodato”, aseguró ProTejer.

Finalmente, cuando una marca vende en cuotas, la entidad financiera le adelanta a las 48 horas obligatoriamente el monto total del pago, previa aplicación de una tasa de descuento entre 28 y 36 por ciento anual, en concepto de carga por intereses.

El porcentaje depende de la cantidad de cuotas en que el consumidor haya realizado el pago.

“Solamente cuando hay una promoción, los bancos dejan de percibir ese interés por las ventas de las marcas en cuotas”, afirmó el análisis.

Como consecuencia de las promociones, el nuevo sistema de comercialización incrementó sostenidamente la tasa de bancarización de las operaciones del rubro que, hasta el auge de las promociones y los planes de pago multicuotas estaban en un nivel en torno de 40 por ciento en el segundo semestre de 2009, y en el mismo periodo de 2012 superaban el 60 por ciento.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
Comentarios: