En el barrio La Loma de la ciudad de Salta vivieron una insólita situación. Los vecinos se despertaron sobresaltados con el ruido de las campanas de la Iglesia Nuestra Señora de Guadalupe cuando el sacerdote Juan Eduardo Jotayán utilizó este recurso desesperado para evitar que una mujer armada con un hacha no lo asesine.

Según declararon a medios locales, se trata de una persona que en el barrio presumía una carácter de “protectora” del sacerdote. Algunos vecinos aseguran que la atacante padece alteraciones mentales y acosaba al religioso. También mencionan que no es el primer ataque que intenta en contra de la iglesia.

En el video se escucha cómo Jotayán dice: "Si me querés matar, matame. Ahora voy a tocar las campanas para que todo el mundo sepa quién sos".

Cabe mencionar que hace dos años el auto del sacerdote fue incendidado completamente luego de que declarara como testigo en la causa que se le sigue por abuso sexual a Agustín Rosa, el fundador de la congregación Discípulos de Jesús de San Juan Bautista, disuelta por el Vaticano. La declaración de Jotayán que consolidó dos de las denuncias contra Rosa tuvo una importancia vital porque el religioso formó parte de la congregación.

En ese momento, luego de declarar y estando a la madrugada, el sacerdote se despertó y advirtió que su auto estaba en llamas. El vehículo quedó totalmente destruido.

Copyright  Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario