Uno de los tres sospechosos detenidos en las últimas horas por el crimen de Norma Carleti, asesinada ayer de 52 puñaladas en la localidad mendocina de Tunuyán, tenía una tobillera electrónica.

Así lo confirmó hoy el fiscal a cargo de la causa, Adrián Frick, luego de los múltiples allanamientos y pericias que dieron como conclusión el arresto de tres jóvenes vinculados con el sádico crimen.

El fiscal confirmó que uno de los sospechosos, de 22 años, estaba bajo régimen de prisión domiciliaria con una pulsera magnética, la cual se activó en el momento del asesinato. El sospechoso cumplía una pena por robo agravado.

"Es verdad que se activó la tobillera, fue la primera pista fuerte", reveló Frick al canal TN.

Según indicó el funcionario, luego de emitirse la alarma automática del dispositivo, la policía llamó inmediatamente al domicilio del sospechoso, pero "los hechos fueron bastante inmediatos" entre la infracción perimetral y el crimen. Fue por ese motivo que el presunto homicida no logró ser aprehendido a tiempo, consideró Frick.

Norma Carleti tenía 61 años y era una reconocida empresaria frutihortícola del Valle de Uco. Además fue la esposa de Leonardo Hisa, un histórico dirigente radical y ex senador provincial, quien se encontraba en España al momento del crimen.

Ayer, la región amaneció convulsionada porque su cuerpo fue encontrado con alrededor de 52 puñaladas.

Según los investigadores, los delincuentes escalaron e ingresaron por el patio de la casa de Carleti, forzando una puerta lateral. Una vez adentro, sorprendieron a la víctima y la mataron.

"No descartamos el móvil del robo. De acuerdo a la alevosía, empezamos a marcar otras hipótesis y a partir de eso vamos con distintas líneas investigativas", expresó Frick.

Una de las pistas que permitió rastrear a los delincuentes fue el auto utilizado para la fuga. Un Fiat 600 color blanco fue visto salir de la escena del crimen por los vecinos y por la propia policía.

Pocas horas después, el vehículo apareció prendido fuego a unos kilómetros de la casa de la víctima.

Los vecinos fueron quienes dieron aviso al 911 después de escuchar los gritos desde el domicilio. Los efectivos que llegaron al lugar encontraron a la mujer agonizando y, si bien se la intentó trasladar al hospital, falleció a raíz de las heridas.

Con respecto a Carleti, la mujer estaba separada de Leonardo Hisa desde hace unos 8 meses. Su padre inició la empresa Carleti S.A., una de las principales exportadoras de cerezas y otros frutos de carozo en todo el país.

Uno de los elementos que buscan precisar los investigadores es si el ataque se trató de un ataque mafioso. Es que, además de la alevosía del crimen, la casa de la víctima tenía un grafitti marcado en una de sus paredes exteriores. El escrito tiene las siglas del nombre de la mujer asesinada y una flecha.

Los investigadores intentan determinar cuándo se realizó y si está vinculado con el caso.

Actualmente la carátula de la causa está definida como "homicidio agravado con alevosía". Interviene el juez de Instrucción, Fernando Ugarte.

FUENTE: Infobae
visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario