Inseguridad.. 

Tucumán: le cortaron los dedos a un delivery y el jefe tomó una drástica decisión

El pasado lunes, en Tucumán, un delivery fue sorprendido por dos hombres que le cortaron los dedos para robarle. El dueño del lugar no hará más entregas a domicilio.

Martin Abraham tiene 19 años y el lunes fue salvajemente robado mientras realizaba su trabajo como cadete de delivery en Tucumán. El accidente laboral lo dejó en tan malas condiciones que su jefe tomó una drástica decisión en el local.

image.png

¿Qué pasó en Tucumán?

El hecho ocurrió el pasado lunes por la noche en el barrio Los Pinos. Allí, el joven llamado Martín Abraham se vio sorprendido por dos hombres que le exigieron su moto mientras lo amenazaban con un machete.

image.png

Al resistirse, los delincuentes intentaron lastimarlo en la cara y él, al defenderse, colocó su mano y sufrió dichas amputaciones. Tras ser intervenido quirúrgicamente, desde el lugar El Turco, sandwicheria, confirmaron que se encuentra fuera de peligro.

Sergio Santillán, su empleador, resolvió que los 16 cadetes que trabajan para sus dos locales no salieran más a la calle y que el servicio de entrega quedara suspendido para siempre. Su decisión implicó perder la mitad de la facturación y la reestructuración de su personal para que nadie resultara despedido.

La historia de “El Turco” saltó a la fama luego de que una periodista tucumana compartiera la historia del negocio a través de su cuenta de Twitter y se viralizó. La mujer dio una recomendación: “Si salen a dar una vuelta y quieren comer rico, vayan al Turco. Van a ser bien atendidos y van a estar colaborando con un negocio familiar que decidió facturar menos para cuidar a sus empleados”.

¿Qué dijo el jefe de la sandwicheria?

En diálogo con el medio local Los Primeros, Santillán declaró que “tuvimos que suspender el servicio de entregas a domicilio por la inseguridad que estamos viviendo. Es doloroso porque no vamos a poder trabajar más con el delivery. He tomado esa decisión porque quiero resguardar la vida de los chicos”.

image.png

Y agregó que “es una labor que pone en peligro en su vida. Los cadetes van a pasar a trabajar en nuestra cocina con nosotros. A él le arruinaron la vida”.

Además, Sergio contó que en los últimos dos años sufrió el robo de siete motos en las puertas de sus restaurantes. Es por eso que la agresión que padeció la víctima de 19 años colmó su paciencia.

En ese sentido, el jefe de El Turco sostuvo que “estamos con el delivery desde que comenzó la pandemia. Desde ese momento sufrimos robos. No hemos tenidos desgracias, sí algunos chicos golpeados, pero esto fue muy agresivo porque fueron a matarlo. Si no ponía la mano iba directamente a la cabeza”.

Y señaló que “esto no es una empresa, es algo familiar. Yo soy solo un administrador para que todos tengamos trabajo y llevemos nuestra platita dignamente a la casa. Acá se les abre las puertas a chicos que están en situación de calle para que puedan ganar su moneda”.

El dueño concluyó con que “algunos chicos tienen la moto como su única movilidad. No podemos mirar para otro lado. No es lo mío, no me corresponde. Voy a seguir poniendo el pecho por ellos. He pensado en cerrar la sanguchería por el cansancio que siento. Pero mi hijo y mi esposa me dan fuerzas”.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: