La enfermera de 26 años esperaba el colectivo en el refugio de la esquina de avenida Alem y calle Lucas Córdoba cuando dos sujetos con armas de fuego en mano le exigieron sus pertenencias.

Ella se resistió y, en medio del forcejeo con los ladrones, uno de ellos le disparó, pero la bala impactó en su teléfono celular y se salvó. "No se puede salir a ninguna parte; la cosa está muy peligrosa en Tucumán", relató la víctima.

La joven fue atendida en el hospital de la ciudad con heridas leves. La Fiscalía de Turno del Centro Judicial de Monteros ordenó que el celular quede secuestrado, al igual que la ropa de la joven.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario