Personal de la División Homicidios de la Policía de Tucumán irrumpió ayer en varias casas vecinas a las de Ulises Benjamín Amaya, el pequeño de cuatro años que la semana pasada apareció muerto colgando de un puente en la localidad tucumana de Las Talitas. En al menos siete allanamientos, los uniformados secuestraron calzado y ropa que podría pertenecer al acusado de asesinar brutalmente al pequeño, entre esos elementos, una campera blanca.

Según informa La Gaceta, el hallazgo no es menor ya que varios testimonios coincidieron en que la persona que se llevó al niño de su casa tenía un abrigo similar. Además, indica el diario, la principal línea de investigación indica que a Benjamín lo habrían secuestrado mediante engaños y llevado a un descampado para abusar de él, pero frente a su resistencia y amenazas de denuncias, lo ahorcaron en el puente.

La Gaceta también explica que alguna persona poderosa del barrio podría estar detrás del crimen de Benjamín, ya que mientras realizaron el procedimiento recibieron disparos realizados por un menor que quedó a aprehendido a disposición de un juez de Menores.

FUENTE: La Gaceta

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Encuesta

Se viene el día del niño ¿ya sabés que vas a regalar?

Ropa
Juguetes
Libros
El amor no tiene precio
ver resultados