Diego Vargas trabaja como repartidor de pan. Todos los días arranca muy temprano en la mañana para recorrer el barrio Malvinas y hacer las entregas a los distintos comercios. El día de ayer fue diferente para él, sintió impotencia y bronca ante un violento robo que lo tuvo como protagonista.

Según relató Diego a TodoJujuy.com, el día comenzó como cualquier otro. Llegó a uno de los puntos de entrega y al no tener respuestas tras tocar la puerta volvió hacia la camioneta. “Me bajé a tocar la puerta y como no salía la señora me volví. Me abordaron 3 muchachos y me apuntaron con un arma por delante y otra por la espalda. Me robaron la billetera y la plata que tenía en el bolsillo, el celular no porque había quedado adentro de la camioneta”, detalló.

El momento fue rápido y ante el pedido amenazante de los delincuentes, Diego se quedó quieto. “No podía hacer nada, estaban armados y no tenía forma de defenderme”, puntualizó.

Luego del violento hecho, Diego acudió a la Seccional Nº32 para radicar la denuncia sin tener éxito y con la respuesta de que debía esperar la llegada de personal para poder hacerla. “Yo trabajo y tengo que justificar la perdida de esa plata. Me dijeron que espere al oficial pero pasó una hora y no llegó. Lo llamé a mi jefe y me dijo que siga con la entrega. Nunca me tomaron la denuncia. Hoy fui de nuevo a tratar de hacerla pero tampoco estaba el oficial”.

Frente a la imposibilidad de hacer la denuncia en el barrio Malvinas, seccional cercana al lugar del robo, Diego deberá ir a la Central para poder concluir con ese trámite.

La situación en la zona es preocupante, según relató Diego. Conocedor de las calles de Malvinas aseguró que en la esquina detrás de la Iglesia Sagrado Corazón siempre hay personas tomando. Comentando la desidia y el desinterés por solucionar esto, Diego explicó que en reiteradas ocasiones llamó a la Policía quienes argumentan que irán pero luego no lo hacen y todo queda en nada. “Llamo porque insultan, si pasan chicas las piropean y les dicen de todo”, detalló. Además mencionó que en sus recorridos no ve ningún efectivo policial en todo el barrio Malvinas.

Embed

Diego no puede esconder la bronca con respecto a lo que le sucedió y argumentó “Dicen que bajó la delincuencia pero los que estamos en la calle sabemos que no es así. Los índices no concuerdan con la realidad. Me apuntaron con un arma de frente y en la espalda, tengo impotencia porque no puedo hacer nada y los que tienen que hacer algo no lo hacen”.

Hoy Diego se ve imposibilitado de trabajar. Por la ausencia de personal para tomarle la denuncia en la Policía no puede comenzar a tramitar los documentos que le robaron. “Ahora no puedo trabajar porque no tengo carnet, también tenía la cedula de la camioneta y para todo eso que tengo que hacer de nuevo necesito la denuncia”, explicó.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario