Ayer por la mañana una mujer de 28 años llegó a la sede policial ubicada en el barrio San José de la ciudad de Palpalá pidiendo ayuda porque su hijo de 5 años no lograba respirar.

Los policías pudieron constatar que el niño tenía obstruido el conducto respiratorio y que la cara del menor se tornaba morada.

Los efectivos aplicaron la conocida maniobra de Heimlich que implica una fuerte compresión abdominal y de esta manera el menor expulsó una moneda que bloqueaba sus vías respiratorias.

Con la expulsión el objeto extraño, el menor recupero sus signos vitales y su tonalidad normal.

Según se conoció, los efectivos que ayudaron al menor fueron el agente Abel Puca y la cabo Ana Quispe de Cuerpo de Infantería de Palpalá.

Tras este hecho fue llevado al Hospital W. Gallardo donde quedó en observación preventiva y posteriormente fue dado de alta con buen estado de salud.

Embed

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario