Política.. 

Javier Milei: dolarizar, salida del cepo y plan para evitar la crisis cambiaria

El presidente considera la posibilidad de desregularizar el mercado de divisas este año, con una revisión del sistema bancario para evitar problemas.

Por  Redacción de TodoJujuy.com

Poco tiempo después de que la Ley Bases y el conjunto de medidas fiscales consiguieran aprobación parcial en la Cámara de Diputados, Javier Milei expresó un sentimiento esperanzador en relación al porvenir económico de Argentina y reveló que “en algún momento del año” el Gobierno va a abrir el cepo, aunque subrayó que antes se deben llevar a cabo algunas acciones.

Entre estas últimas, destaca la necesidad de incluir una reforma en el sistema financiero. Recientemente, el líder del país ha hecho referencia en múltiples ocasiones en entrevistas radiofónicas y televisivas a su intención de liberar el mercado de divisas lo más pronto posible. Sin embargo, insistió en que solo tomará acción en esta dirección cuando exista cierta certeza de que esta acción no desencadenará una avalancha de retiros de fondos de los bancos.

El Presidente ratificó que va a implementar en el futuro una libre competencia de monedas.

Javier Milei y la Ley Bases: "Afecta la dinámica a largo plazo de la economía"

“Yo sería bastante prudente, pero estamos haciendo cosas muy en esa dirección. Ahora ampliamos el Bopreal para que aquellos que tienen dividendos atrapados empiezan a encontrar una salida y, al mismo tiempo, estamos bajando fuerte la tasa de interés”, manifestó este miércoles en una nota con los periodistas Luis Majul y Esteban Trebucq en El Observador.

En esta misma línea, el presidente enfatizó que “lo más importante de la Ley Bases es que afecta la dinámica de largo plazo de la economía argentina”, por lo tanto, la propuesta en discusión en el Congreso constituiría uno de los aspectos clave en la estrategia de la presente gestión.

Según lo detallado por integrantes del equipo económico de Milei a colegas de Infobae, la estrategia de esta administración sigue enfocada en promover una competencia entre distintas monedas que podría resultar en la dolarización. Sin embargo, esto requeriría llevar a cabo una reestructuración del sistema financiero, la cual no se llevaría a cabo mediante una nueva legislación, sino a través de “herramientas que fomenten por sí mismas un mercado más eficiente”.

“La propuesta es ir a una combinación donde la banca tradicional se dedique al crédito de corto plazo, mientras que de aquel del largo plazo se encargue el mercado de capitales”, puntualizó un asesor cercano al Presidente.

"Lo más importante de la Ley Bases es que afecta la dinámica de largo plazo de la economía argentina", dijo Javier Milei.

La principal inquietud de este gobierno frente a una posible eliminación del cepo no radica tanto en los ahorradores que podrían dirigirse a adquirir dólares, sino más bien en los importantes importadores que poseen obligaciones pendientes en dicha divisa y que, al demandarla en gran medida, podrían ejercer presión para una devaluación.

Estamos en un campo minado y hay que caminar con cuidado. Para liberar el cepo, se tienen que hacer unas cuantas cosas, como terminar de liberar los dividendos atrapados, de limpiar el balance del Banco Central y de solucionar los pasivos remunerados”, alertaron en el entorno del líder libertario.

Por ende, una de las metas del Ejecutivo es dividir a los individuos interesados en adquirir la divisa estadounidense en dos categorías: aquellos con obligaciones a corto plazo podrán obtenerla a través del Banco Central, mientras que se promoverá que los que tengan compromisos a largo plazo acudan al mercado financiero para obtenerla.

La estrategia de Javier Milei reflejada en un libro

En su obra "El fin de la inflación", lanzada durante el auge de la campaña electoral, Milei detalló buena parte de la estrategia económica que tenía previsto implementar en caso de resultar victorioso en las elecciones, y ya aludía al propósito último de “avanzar en un sendero de medidas que a la postre termine con la eliminación del Banco Central”.

El ex ministro de Economía Domingo Cavallo.

En dicho documento, uno de los colaboradores fue el ex ministro de Economía Domingo Cavallo, reconocido por su papel en la implementación del régimen de convertibilidad, quien afirmó que “no se puede pensar en una reforma cuando se parte de mercados cambiarios intervenidos y con muchos controles de cambio, no solo comerciales, sino incluso de todo tipo de transacciones”.

Una reforma en tres niveles

En este contexto, el ex integrante del gobierno de Menem indicó la importancia de abordar inicialmente “una reforma muy profunda del Estado en sus tres niveles: nacional, provincial y municipal”, para “eliminar el déficit fiscal de manera estructural y sostenible en el tiempo”, así como también “dejar que los precios relativos busquen su nivel de equilibrio entre la oferta y la demanda”.

El planteamiento inicial del programa sugerido por Cavallo en su libro se alinea con la estrategia implementada por el Gobierno en los últimos cuatro meses de su mandato, lo que sugiere que el siguiente paso podría ser “una reforma monetaria”.

Javier Milei en la presentación de su libro "El fin de la inflación".

No obstante, en su libro, el mismo Milei rechazó la idea de establecer un régimen de equivalencia con el dólar, tal como se hizo en los años '90: “La pregunta es cuál fue el problema que tuvo la convertibilidad. A decir verdad, muchos economistas ya lo sabían desde antes, porque tuvo los mismos problemas que la Ley Peel (...) cada vez que el gobierno avanzaba sobre los bancos, tomaba créditos y después no pagaba. Eso terminaba en una corrida, con emisión y generación de saltos inflacionarios. Corregían la paridad y después seguían. Es decir, que este problema ya lo conocíamos. Fue justamente lo que ocurrió en la Argentina”, sostuvo.

Por otro lado, en ese periodo el Presidente mostraba preferencia por una banca según el modelo de Simons, propuesto por Henry Simons, el cual propone la separación de las instituciones financieras en dos áreas: una responsable de asegurar los depósitos utilizados regularmente por el público y otra dedicada a las actividades de inversión.

Este sistema también fue diseñado con el propósito de prevenir retiros masivos de fondos, y aunque el equipo económico del presidente está evaluando todas las opciones disponibles, por el momento se contempla una alternativa ligeramente distinta para poner fin al cepo en Argentina.

Milei descartó implementar un sistema de paridad con el dólar, como ocurrió en los '90.

“Para hacer esto hay que frenar los tres posibles grifos de emisión monetaria, que son el sector externo, la financiación del fisco y una corrida. Una vez que estén cerrados estos tres mecanismos, nosotros vamos a lanzar la competencia de monedas y, al estar fija la cantidad de pesos, si los individuos necesitaran aumentar la monetización, lo que podrían hacer, por ejemplo, es sacar los dólares del colchón y ponerlos adentro del sistema”, adelantó el jefe de Estado este miércoles.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: