Salud.. 

Colesterol alto: 10 síntomas para una detección temprana

En Argentina, 3 de cada 10 adultos tienen el colesterol alto. Mal aliento, hinchazón, dejadez y mareos, son algunas de las cosas para prestarle atención.
Por  Redacción de TodoJujuy.com

El colesterol es aquel problema al que muchas personas le tienen miedo, pero que no todo el mundo sabe bien de qué se trata. De lo que sí está seguro es que cuando el colesterol está alto, hay que hacer algo. No obstante, antes de eso existen síntomas que marcan el nivel exagerado de colesterol alto.

El colesterol es uno de los marcadores que evaluados en los análisis de rutina porque tener valores altos es uno de los principales factores de riesgo de enfermedad cardiovascular. En Argentina, por ejemplo, casi tres de cada 10 adultos tienen colesterol alto. Y en el mundo, los índices se replican.

Las medidas aconsejadas para disminuirlo incluyen dieta sana, ejercicio y fármacos (en caso de que se requieran).

image.png

El colesterol no es malo de por sí, ya que el cuerpo lo requiere para funcionar correctamente. Pero la existencia en exceso de colesterol LDL (conocido como "malo") colabora para la creación de placas en las paredes de las arterias, que estrechan o bloquean el flujo de sangre y que pueden acabar en infartos cardíacos o ataques cerebrovasculares.

Si bien existen determinados fármacos que permiten controlar el colesterol, los factores relacionados al estilo de vida son vitales en la estrategia y no pueden ser sustituidos por los fármacos.

Pero ante todo, todas las personas adultas tienen que prestar atención a los síntomas que el mismo cuerpo revela cuando los niveles comienzan a aumentar. Estos son los 10 más comunes e importantes.

image.png

1) Inflamación y adormecimiento en extremidades: la inflamación y sensación de adormecimiento de las extremidades es uno de los síntomas que se sienten al comienzo del colesterol alto. Esta reacción tiene lugar porque los lípidos acumulados no permiten una circulación óptima, por lo que baja el paso del oxígeno y los nutrientes hacia los músculos.

2) Mal aliento: el mal aliento o halitosis es una señal muy común en los pacientes que pueden estar atravesando problemas de colesterol. Ya que esta sustancia es segregada en el hígado, su acumulación excesiva dificulta la digestión, lo cual se pone de manifiesto con sequedad y olores desagradables en la boca.

image.png

3) Pesadez estomacal e indigestión: el exceso de lípidos en la sangre y el hígado daña el metabolismo, y no permite el desarrollo del proceso digestivo normalmente, sobre todo, al ingerir alimentos con elevados contenidos de grasa. Por esta razón, los niveles altos de colesterol malo (LDL) y total suelen conllevar a permanentes episodios de indigestión y pesadez.

4) Mareos y dolores de cabeza: a medida que el colesterol es depositado en las arterias, la circulación se ve cada vez más perjudicada y, por ende, la oxigenación celular se ve interrumpida. Esto se expresa por medio de mareos permanentes, pérdida del equilibrio y fuertes cefaleas tensionales.

5) Problemas visuales: es común que los pacientes con niveles de colesterol LDL alto tengan un abultamiento amarillo en los ojos, irritación y visión borrosa.

image.png

6) Estreñimiento: la acumulación de lípidos en las arterias afecta el proceso digestivo. En otras palabras, a raíz de que la motilidad intestinal baja, pueden aparecer episodios de estreñimiento.

7) Dolor en el pecho: el dolor en el pecho es un síntoma muy fácil de localizar. Casi siempre es razón de consulta médica inmediata. Si bien son muchas las enfermedades vinculadas a su aparición, la mayoría de los casos tienen se relacionan con los efectos del colesterol LDL alto.

image.png

8) Disfunción eréctil, debilidad y fatiga: en los hombres, el colesterol alto puede perjudicar su función sexual normal. La acumulación de estos lípidos en los vasos sanguíneos empeora el paso de la sangre, también la que se dirige hacia los órganos sexuales. Y, como resultado, se puede ver dañada la función eréctil. La sensación de debilidad, la fatiga y el deseo de dormir, en horas no habituales y continuamente, suelen derivarse de: deficiencias nutricionales, exceso de actividad física, una enfermedad o bien, niveles de colesterol altos.

9) Afecciones cutáneas: dentro de los síntomas de colesterol alto también se pueden incluir las afecciones cutáneas, como la urticaria y otras. Usualmente, se manifiestan por medio de manchas rojizas, inflamación y una incómoda sensación de picor que suele ser difícil de controlar.

10) Piedras en la vesícula biliar: el colesterol juega un papel fundamental en la secreción de bilis, una sustancia que ayuda a digerir las grasas y descomponer los alimentos. Pero cuando este está demasiado concentrado se puede transformar en cristales y piedras duras que se quedan en la vesícula biliar. Por esta razón-más allá de otros factores- la aparición de cálculos biliares podría ser un señal de colesterol elevado.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: