Bienestar.. 

Cuáles son los alimentos para combatir el envejecimiento

Hacer ejercicio y mantener una dieta saludable ayudan a tener una vida larga. Hay ciertos alimentos para combatir el envejecimiento.

Por  Redacción de TodoJujuy.com

Cuando pasan los años el cuerpo poco a poco pierde fuerza, vitalidad y energía, cambios que son inevitables porque ocurren debido a la edad. En las personas que viven con altos niveles de estrés estos síntomas de envejecimiento se adelantan y es por eso que hay ciertos alimentos para combatirlo.

Salud
Hay ciertos alimentos para combatir el envejecimiento.

Hay ciertos alimentos para combatir el envejecimiento.

Cuáles son los alimentos para combatir el envejecimiento

Las zanahorias son alimentos ricos en compuestos antioxidantes, como el beta-caroteno que, además de proteger la salud visual, contrarresta los efectos negativos de los radicales libres y el sol.

De acuerdo con una investigación publicada en la revista The Cochrane Database of Systematic Reviews, estos nutrientes son capaces de reducir la degeneración macular, siendo este otro de los procesos típicos del envejecimiento.

Muchos lo consideran “el fruto de la juventud”. El aguacate o palta es uno de los mejores aliados para prevenir los signos de la edad y el envejecimiento. Contiene grasas monoinsaturadas y aminoácidos esenciales que, tras ser absorbidos, estimulan la regeneración celular para conseguir un organismo saludable y joven.

El chocolate amargo es aquel que fue elaborado con más del 60 % de cacao. Este es un alimento cuyo contenido de antioxidantes y grasas saludables ayuda a frenar el envejecimiento celular.

Beneficios
El chocolate ayuda a frenar el envejecimiento celular.

El chocolate ayuda a frenar el envejecimiento celular.

Sus nutrientes no solo le brindan un plus de energía al organismo sino que, de paso, promueven el proceso de regeneración para evitar trastornos crónicos e inflamatorios. De hecho, gracias a sus compuestos saludables, aporta beneficios en la salud cognitiva.

Los melones son frutas muy recomendadas para todos los planes de alimentación. Contienen muy pocas calorías y son ricos en agua y antioxidantes. Se le atribuyen propiedades diuréticas, depurativas y antiinflamatorias. Estas bondades contribuyen a combatir la acumulación de líquidos y toxinas en el organismo.

Los vegetales de hojas verdes, en todas sus variedades, son excelentes alimentos para la protección general del organismo. Caracterizados por su alto aporte de fibra, antioxidantes y proteínas de alta calidad, son un apoyo para la actividad celular y del sistema inmunitario.

Las bayas contienen grandes cantidades de vitamina C, un nutriente antioxidante que contribuye a mejorar la actividad celular y la producción de colágeno y elastina. Además esta vitamina está implicada en el buen funcionamiento del sistema inmune.

También los frutos secos son alimentos con grandes propiedades contra el envejecimiento corporal. Contienen aminoácidos que apoyan el proceso de regeneración celular.

Síntomas de envejecimiento

El envejecimiento de nuestro organismo es causado por diferentes factores, pero básicamente se debe a dos procesos que nuestro organismo lleva a cabo al mismo tiempo: la degeneración progresiva de las células y la pérdida de la capacidad regenerativa.

Las arrugas suelen ser los primeros síntomas de envejecimiento visibles. Empiezan como finas líneas en diferentes zonas de nuestro rostro que van aumentado en cantidad y en tamaño con el paso del tiempo. Las arrugas suelen empezar en los ángulos externos de los ojos, apareciendo las tanto temidas patas de gallo.

Los primeros signos de pérdida de audición relacionada con el envejecimiento (presbiacusia) son las dificultades para comprender las palabras cuando el ruido de fondo es elevado (por ejemplo en un restaurante), hablar más alto de lo normal sin ser consciente de ello, oír un zumbido en los oídos (tinnitus) y la incapacidad de oír determinados sonidos agudos o de alta frecuencia.

Otros síntomas de envejecimiento se detectan tanto en el olfato como en el gusto. El número de papilas gustativas disminuyen con la edad y empiezan a encogerse. Por tanto perdemos sensibilidad. Además, producimos menos saliva a medida que envejecemos, lo que provoca cierta resequedad que puede afectar el sentido del gusto.

La pérdida de memoria es otro síntoma de envejecimiento. El envejecimiento origina pérdidas del volumen de nuestras neuronas cerebrales por lo que el flujo de información tiende a ralentizarse, perdemos atención y concentración y la asimilación de nueva información también pierde velocidad.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
Comentarios: