Salud.. 

Cuáles son los beneficios de la vitamina C en la piel

La vitamina C es uno de los ingredientes estrella de la cosmética y además es un gran aliado de la piel gracias a los beneficios que aporta.

La vitamina C es el ingrediente cosmético más buscado en Internet ya que activa la síntesis de colágeno, una proteína necesaria para la regeneración de la piel en donde además tiene otros beneficios.

image.png

Cuáles son los beneficios de la vitamina C en la piel

La vitamina C ayuda a prevenir y reducir las líneas de expresión y las arrugas. Pero además, es un reparador epidérmico: atenúa cicatrices como las del acné, ayuda a tener un tono más uniforme, aporta luminosidad, minimiza irritaciones, defiende a la piel de las agresiones externas (como la polución), hace más efectiva la absorción de otras cremas y trabaja desde las capas profundas de la piel, con lo que mejora su calidad.

image.png

Con el tiempo deja una tez más lisa, más luminosa y más uniforme. Y aunque sus beneficios se pueden obtener a través de la dieta, el uso de sueros y otros productos tópicos son la forma más directa de aplicarlos al cuidado de la piel.

Está demostrado que la vitamina C ayuda a neutralizar los radicales libres del cuerpo que provocan estrés oxidativo. De este modo, ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel y a retrasar los signos visibles del envejecimiento biológico de la misma. El estrés oxidativo se manifiesta con una piel con aspecto apagado y cansado y la vitamina C le aporta el estímulo que necesita para mantenerse joven y fresca.

La vitamina C ayuda en dos sentidos. En primer lugar, es esencial para la producción de colágeno en las células cutáneas. En segundo lugar, como potente antioxidante que es, la vitamina C ayuda a proteger la piel de los radicales libres que dañan las células, responsables de la síntesis de componentes de la piel, como el colágeno, y aceleran su degradación.

Cada vez con más frecuencia, la vitamina C es más popular en productos de cuidado de la piel tópicos (significa que se aplican de forma externa) en los actúa estimulando la piel y manteniéndola con un aspecto joven y radiante.

Lucas Ponti, médico dermatólogo, explicó que “la vitamina C es una sustancia que todo el organismo, y no sólo la piel, utiliza para muchas funciones vitales, de allí que sea de vital importancia su consumo”.

Trucos para que la vitamina C funcione en la piel

Después de lavar la cara y antes de cualquier otra crema: dermatólogos coinciden en recomendar aplicar un sérum o ampolla como primer cosmético, antes de la hidratante y del fotoprotector solar.

image.png

Lidia Maroñas, doctora de la Clínica Dermatológica Internacional, expresó que “lo primero es el antioxidante, la vitamina C: sobre la piel limpia, dejamos que se seque unos minutos. A continuación, aplicamos el fotoprotector. Esto suele ser suficiente para pieles mixtas y grasas. En pacientes que requieran un plus de hidratación, se puede utilizar una crema hidratante con base de Vitamina C previa al protector o aplicar primero un sérum con Vitamina C, después una crema hidratante y finalmente el fotoprotector”.

Aunque la piel presenta necesidades diferente a lo largo de los años, la vitamina C es un ingrediente tan completo que se recomienda utilizar desde los 20 a los 100 años. Es apta para todo tipo de pieles, jóvenes y maduras, secas, grasas, mates o cansadas.

Para que la vitamina C sea realmente eficaz para la piel tiene que tener una concentración mínima. Según la doctora Maroñas, “por debajo del 8% estos efectos empiezan a disminuir y por encima del 20% puede bajar su tolerabilidad, especialmente en pieles sensibles”.

Para que la vitamina C tenga un efecto más visible resulta fundamental saber que su absorción depende en gran medida de su nivel de pH. Las pieles normales tendrán una absorción óptima con un pH bajo, de de aproximadamente 3’5. Las sensibles, sin embargo, deberían subirlo a una fórmula de 5 a 6, que corresponde con el pH natural de la piel, con lo que será menos agresivo para ellas.

La vitamina C tiene varias formas. La más beneficiosa para pieles normales o grasas es el ácido L-ascórbico, más potente, mientras que para las pieles secas y sensibles resultarán menos irritantes el fosfato de ascórbico y el magnesio.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: