Salud.. 

Las ventajas de caminar luego de comer en personas con diabetes

Abandonar el estilo de vida sedentario y mantenerse en movimiento tiene repercusiones beneficiosas en la regulación de los niveles de azúcar en sangre

De este modo, se evidencia de manera contundente la importancia de esta enfermedad a escala mundial, mientras que numerosos estudios científicos revelan cada vez más que permanecer en una posición sedentaria durante largos periodos de tiempo resulta perjudicial para la salud cardiometabólica.

image.png

Considerando que la diabetes es una afección metabólica, los resultados de un metanálisis (un estudio basado en datos y hallazgos de múltiples investigaciones sobre un mismo tema), publicado en la revista Sports Medicine en febrero de 2022, no deben ser pasados por alto tanto por los individuos que sufren de esta enfermedad como por los expertos en salud, quienes deberían incorporarlos en sus recomendaciones.

Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Limerick en Irlanda y la Universidad Metropolitana de Manchester en el Reino Unido llegó a la conclusión de que dar un paseo después de las comidas puede disminuir en un 17% los niveles de glucosa en la sangre.

Específicamente, la revisión de siete estudios cruzados aleatorios que incluyeron a adultos de ambos géneros (mayores de 18 años) con sobrepeso en su mayoría o participantes con obesidad reveló que caminar a baja intensidad reduce de manera significativa la glucosa y la insulina posprandial (después de las comidas) en comparación con permanecer sentado o de pie.

image.png

“Las breves interrupciones frecuentes de estar de pie atenuaron significativamente la glucosa posprandial en comparación con estar sentado durante mucho tiempo; sin embargo, se encontró que caminar con poca intensidad representa un descanso superior para la actividad física —puntualizaron los autores del trabajo en la publicación—. La viabilidad y las implicaciones longitudinales de romper el comportamiento sedentario con caminatas de intensidad ligera deben investigarse en un entorno de vida libre”.

Según las explicaciones brindadas por la profesora de biología celular Carmen Sanz de la Universidad Complutense de Madrid, luego de ingerir alimentos, los nutrientes, incluyendo la glucosa, ingresan al flujo sanguíneo desde el intestino, lo que provoca un aumento en los niveles de azúcar en el cuerpo. Al realizar ejercicio, como en este caso dar un paseo, el músculo en actividad consume este tipo de azúcar “para aportar energía a las células y disminuye la necesidad de insulina”, añadió.

image.png

En el estudio, los científicos llevaron a cabo una comparativa entre los efectos de dar un paseo suave después de comer y el impacto de permanecer de pie. Observaron que, si bien la segunda opción podría tener un efecto positivo en los niveles de glucosa después de las comidas, la primera resultaba más eficaz. Permanecer de pie provocaba una reducción del 9,5%, mientras que caminar lograba una disminución del 17%. “Los efectos serían aún mejores si, además de pasear, se incorporara la práctica regular de deporte”, sugirieron.

La diabetes tipo 2 presenta una fuerte predisposición genética, que puede representar hasta un 50% de los casos, y dado que la enfermedad también se relaciona en gran medida con la obesidad, los expertos afirman que la actividad física puede disminuir el riesgo de desarrollarla y mejorar la condición física de aquellos que ya la padecen.

Los científicos sugirieron la implementación de pausas laborales para realizar paseos suaves. Consideran que esto resulta más factible que la realización de ejercicio físico de intensidad moderada a alta en el lugar de trabajo, y plantean esta práctica como una alternativa para aquellos individuos a quienes se les desaconseja dicha actividad.

image.png

Preocupan las cifras de diabetes en todo el mundo

Esta es una condición metabólica crónica en la que los niveles de glucosa en la sangre se encuentran elevados debido a la insuficiencia de insulina o una disminución en su efecto. La insulina es una hormona producida por el páncreas que tiene la función de regular los niveles de glucosa en el cuerpo. Según los datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), más de 37 millones de personas en Estados Unidos están afectadas por esta enfermedad.

Según señalaron los especialistas en un reciente estudio publicado en la revista The Lancet, se estima que el número de individuos afectados por esta condición se multiplicará a nivel global en los próximos treinta años.

image.png

Los autores del estudio advirtieron que la diabetes es una de las principales causas de fallecimiento y limitación funcional a nivel mundial, afectando a personas sin importar su ubicación geográfica, edad o género. En 2021, se estimó que había 529 millones de individuos viviendo con diabetes en todo el mundo, y la prevalencia global estandarizada por edad alcanzó el 6,1%. La prevalencia de la diabetes, especialmente entre los adultos mayores, se refiere principalmente a la diabetes tipo 2, que representó el 96,0% de los casos de diabetes y el 95,4% de los años de vida ajustados por discapacidad (AVAD) a nivel global.

image.png

Y concluyeron: “La diabetes sigue siendo un problema importante de salud pública. La diabetes tipo 2, que constituye la mayor parte de los casos de diabetes, se puede prevenir en gran medida y, en algunos casos, es potencialmente reversible si se identifica y se trata en las primeras etapas del curso de la enfermedad. Sin embargo, toda la evidencia indica que la prevalencia de la diabetes está aumentando en todo el mundo, principalmente debido a un aumento de la obesidad causado por múltiples factores. La prevención y el control de la diabetes tipo 2 sigue siendo un desafío constante”.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: