América Latina.. 

Los índices de vacunación infantil, entre los más bajos de la década

La información fue brindada por UNICEF. La pandemia, dicen expertos, ha hundido la vacunación infantil en América Latina a niveles de hace 30 años.
Por  Redacción de TodoJujuy.com

Según UNICEF, la vacunación infantil en América Latina y el Caribe ha disminuido significativamente en los últimos años, llegando a niveles de hace tres décadas, y actualmente el 25% de los niños carece de inmunizaciones críticas. La pandemia de covid-19 es en parte responsable de esta situación alarmante. El director de UNICEF para América Latina y el Caribe, Garry Conille, ha señalado que esta es una de las crisis de vacunación infantil más graves que la región ha experimentado en casi 30 años.

image.png

El informe de UNICEF indica que en América Latina y el Caribe, uno de cada cuatro niños carece de "vacunas vitales", lo que ha llevado a las tasas de cobertura de inmunización a niveles similares a los de hace casi 30 años. Esta situación ha sido reportada como una de las crisis de vacunación infantil más grave en mucho tiempo.

En lo que fue el lanzamiento del informe El Estado Mundial de la Infancia 2023: Para cada infancia, vacunación; Unicef (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia) afirmó que la región "ha pasado de tener una de las tasas de vacunación infantil más altas del mundo a una de las más bajas".

En América Latina y el Caribe, la cobertura de la tercera dosis de la vacuna contra la difteria, el tétanos y la tosferina (DTP3) entre los niños y niñas menores de un año ha disminuido 18 puntos porcentuales: ha pasado del 93% en 2012 al 75% en 2021.

image.png

Con esta cifra, se posiciona en la tasa de vacunación de rutina "más baja de la región en casi 30 años, lo que sitúa a América Latina y el Caribe por debajo de la media mundial (81 por ciento) y justo por delante de África Oriental y Meridional (74 por ciento)", indica el informe.

"Con uno de los mejores historiales de vacunación infantil, América Latina y el Caribe no tiene excusas. Hace 10 años, esta región demostró que podía proteger a los niños y niñas de enfermedades potencialmente mortales. No hay ninguna razón por la que no podamos volver a hacerlo ahora, con más conocimientos, capacidad y recursos", aseguró Conille.

"La vacunación es una de las intervenciones de salud pública más sencillas y rentables. Para recuperar el terreno perdido y garantizar que todos los niños y niñas estén vacunados, los gobiernos y socios deben invertir en vacunación y atención primaria de salud. Podemos prevenir las enfermedades infantiles ahora o asumir los costos más tarde", añadió el funcionario.

image.png

En febrero del año pasado, un estudio conjunto de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) y UNICEF informó que durante la pandemia se registró un descenso promedio de unos 10 puntos en la tasa de vacunación sobre la población objetivo en las dosis que forman parte del cronograma oficial.

"La caída de las coberturas de vacunación es multifactorial, hay que contemplar cuestiones vinculadas al acceso (dificultades económicas para acceder al centro de salud, escasez de recurso humano, vacunatorios con horarios acotados, etc.), disminución de las consultas y controles de salud que posibiliten la indicación de las vacunas correspondientes, falsas contraindicaciones", apunta el informe.

También refirió al "desconocimiento o baja percepción de riesgo por parte de la población y factores vinculados a la falta de confianza, no sólo en la seguridad de las vacunas, sino en los vacunadores, en los médicos que prescriben las vacunas y en los tomadores de decisión".

image.png

En las determinaciones finales, se resaltó que "los principales riesgos asociados a la baja en las coberturas son la reemergencia de viejas enfermedades eliminadas en la región (polio, tétanos neonatal, sarampión, rubéola y síndrome de rubéola congénita) y el aumento de casos de las enfermedades controladas como resultado de la vacunación masiva (hepatitis A, enfermedades invasivas por Hib, coqueluche, difteria, tétanos)".

De acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), en Latinoamérica, 2,4 millones de niños menores de un año, lo que representa uno de cada cuatro, están desprotegidos ante enfermedades prevenibles debido a una falta de vacunación completa. Asimismo, 1,7 millones de niños nunca han recibido una vacuna.

Venezuela (27%), Brasil (26%), Haití (25%) y Bolivia (25%) son los lugares donde se han identificado los mayores porcentajes de niños menores de un año sin ninguna vacuna. Lo opuesto sucede en Costa Rica, República Dominicana, Cuba, Chile y San Vicente y las Granadinas, todos ellos con solo un 1% sin inmunizar.

image.png

Haití (24%), Panamá (19%) y Venezuela (17%) presentan el mayor porcentaje de niños menores de 12 meses con vacunación incompleta, mientras que Belize, Cuba y Costa Rica no presentan casos.

"Hablamos de casi todas las vacunas del programa de inmunización, sin embargo, las que más nos preocupan son las de la difteria, tétanos y la tosferina", señaló a la AFP Ralph Midy, asesor de Inmunización de UNICEF para América Latina y el Caribe.

"Tanto los gobiernos como los organismos internacionales dejaron de priorizar el tema de la inmunización en la región", añadió.

La pandemia disparó las deficiencias

La pandemia de covid-19 ha sido señalada por UNICEF como uno de los principales factores detrás del descenso en los niveles de inmunización en América Latina y el Caribe, lo que ha provocado la reaparición de enfermedades como la difteria, el sarampión y la poliomielitis que se creían erradicadas en muchos países de la región.

image.png

No obstante, puntualizó que anteriormente ya se estaba dando un descenso por inconvenientes estructurales, falta de inversión en atención primaria, falta de profesionales cualificados, vacunas y recursos. "La prolongada inestabilidad política y social se ha agravado en los 10 últimos años, generando dificultades en distintos países", declaró Midy.

"La pandemia exacerbó los retos a los que ya se enfrentaba la región desde antes, interrumpiendo la vacunación infantil debido a las intensas demandas en los sistemas sanitarios y las medidas de confinamiento", acotó.

A su vez, los movimientos antivacunas "han generado sin duda un impacto, aunque es difícil medir con exactitud», terminó diciendo Midy.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: