La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) realizó un estudio sobre la influencia del enojo en el cuerpo humano. Llegaron a una sorprendente conclusión: hacerlo entre media hora y cuarenta minutos al día es bueno para la salud.

Enojarse tiene beneficios para el sistema neuronal, dado que se activan sustancias que, aunque anulan la parte más lógica y congruente del cerebro para incrementar la actividad cardiovascular y respiratoria, nos beneficia.

Eduardo Calixto González, jefe del Departamento de Neurobiología del Instituto Nacional de Psiquiatría, destacó que darse tiempo para el enojo en intervalos cortos de tiempo nos hace más competitivos.

Por otro lado, el enojo no debe durar más de cuatro horas, ya que se vuelve patológico y es nocivo para el cerebro. Calixto González expresó que durante el enojo el cerebro libera noradrenalina (hormona que aumenta la presión arterial y el ritmo cardíaco) y dopamina (sustancia que generamos cuando nos enamoramos), al mismo tiempo que glutamato y se da una disminución de los niveles de serotonina y vasopresina.

“El peor momento para pedirle a alguien que se tranquilice es cuando está enojado. Un cerebro enojado lo que quiere es tener la razón y cuando nos atrapa mas de cuatro horas es cuando nos damos cuenta que ese enojo es patológico e incluso nocivo para el cerebro”, complementó.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario

Encuesta

En vacaciones de invierno

Viajo al exterior
Viajo por el país
No viajo, pero descanso en casa
No viajo, ni descanso
ver resultados