Se llama Apolo, es albino, pesa 320 kilos y vive en el Safari Myrtle Beach, en Carolina del Sur, en Estados Unidos. Se trata de un ligre, el hijo de un león y una tigresa, y sus videos se han vuelto virales a causa del gran tamaño del animal, una especie que usualmente crece más que las de sus padres.

Sus entrenadores, los conservacionistas de animales Mike Holston y Kody Antle, son los managers de la fama de Apolo, que publican en las redes sus videos y fotos.

Cuando nació, Apolo era el más pequeño de sus cuatro hermanos, los primeros ligres albinos del mundo que nacieron en diciembre de 2013 de Ivory Marfil, un león blanco africano, y Saraswati, una tigresa de Bengala blanca.

Según sus dueños, se comportaba más como "un gatito de casa, ronroneando todo el tiempo y siempre exigiendo que lo acariciaran".

A pesar de su fama actual, Apolo no es el felino vivo más grande; sino que el trono según Guinness World Records, pertenece a su tío Hércules, un ligre macho adulto que también vive en Myrtle Beach Safari.

Apolo y sus hermanos nacieron en el refugio T.I.G.E.R.S. (The Institute of Greatly Endangered and Rare Species), una reserva de vida silvestre en Carolina del Sur fundada hace 31 años, que en 1988 tuvo su primera camada de ligers.

Embed

De libres y tigones

Los ligres, descendencia híbrida de un león macho y una tigresa hembra, son diferentes de los tigones, cuyos padres son una leona y un tigre.

Se trata de raros híbridos que solo se encuentran en cautiverio, ya que los leones y los tigres viven separados en la naturaleza. Surgieron por primera vez en la India en el siglo XIX.

ligres blanco.jpg

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario