Banfield salió a la cancha con una necesidad: hacer un gol a raíz del 1-1 de la ida. Y tardó 23 minutos en lograrlo.

Después de un inicio parejo, después de soportar algunos sustos en su área pasados los 15 minutos (cuando los jugadores del Taladro parecieron sentir el impacto de los 2.850 metros de Quito), Jesús Dátolo abrió el marcador con un tiro libro magnífico.

Desde unos 35 metros, y tras una falta a Pablo Mouche, el ex Boca Juniors y Napoli de Italia sacó un zapatazo inolvidable que se clavó en el ángulo superior derecho del arco local (“la pelota no dobla”) y se transformó en el 1 a 0.

La alegría de la victoria le duró poco a Banfield, cinco minutos, que fue lo que demoró Independiente del Valle en establecer el 1 a 1 (Barreiro, dentro del área, luego de una muy buena jugada colectiva). Pero el objetivo del gol al menos ya estaba alcanzado, y desde allí empezaba otro partido.

En ese nuevo escenario, en el que transcurrió sin emociones el cuarto de hora final del primer tiempo, Banfield se acomodó mejor en el complemento. Tuvo posesión y circulación del balón y la intención de desequilibrar por su sector izquierdo, sobre todo de la mano de Bertolo, pero le faltó explosión en los últimos metros.

La ineficacia le fue diluyendo el dominio al conjunto argentino, y a los 20m, en su primera aproximación de la etapa y tras un error en la salida de Sporle, Barreiro escapó por derecha y envió un centro rasante, preciso, para el ingreso goleador de Billy Arce.

El tanto pareció vulnerar las esperanzas y las piernas de Banfield y, al revés, potenció a Independiente, que en los instantes posteriores siguió sin sufrir atrás y adelante fue generando situaciones para aumentar la diferencia: Civelli evitó un gol de Michael Estrada y Mauricio Arboleda tuvo varias intervenciones destacadas.

A Banfield, sin embargo, le quedaba una reacción desde su amor propio. Piedra le ahogó dos veces el grito, pero Mauricio Sperduti, que había entrado segundos antes por Bertolo, acertó con el tiro del final y desató la alegría de una clasificación casi milagrosa.

Ahora, lo dicho, el equipo bonaerense espera por el ganador de Chapecoense y Nacional de Montevideo. Y de allí saldrá el cuarto equipo del Grupo 6, en el que esperan Estudiantes de La Plata, Santos de Brasil y Real Garcilaso de Perú.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario