Inglaterra. 

Comienza el juicio por la muerte de Emiliano Sala

Investiga la responsabilidad del empresario que organizó el vuelo que cayó al mar. Sala había comentado que tenía "miedo" por el estado de la aeronave.

Luego de dos años de investigaciones y pericias técnicas, esta tarde comenzará el juicio por la muerte del futbolista argentino Emiliano Sala, que falleció tras la caída de la avioneta que lo llevaba de Francia rumbo a Inglaterra y en el que el único acusado es el empresario que habría arreglado las condiciones del vuelo.

David Henderson, de 66 años, está acusado de actuar de manera "imprudente o negligente" poniendo en peligro la vida de Sala por las condiciones del vuelo que organizó y que finalizó con la muerte de los dos pasajeros. En la víspera de la primera vista, el acusado se declaró culpable de uno de los dos cargos que se le imputan: "intentar dar de alta a un pasajero sin permiso o autorización válidos", señala un despacho de la agencia de noticias AFP.

El avión privado en el que viajaban el jugador argentino de 28 años y el piloto David Ibbotson se accidentó en el Canal de la Mancha, el 21 de enero de 2019. El exatacante del Nantes francés había sido transferido al Cardiff City por 17 millones de euros (20,4 millones de dólares), tras una temporada excelente donde comenzaba a hacerse conocido.

El cuerpo del jugador, cuya muerte conmocionó al mundo del fútbol, fue localizado en la carcasa del avión más de dos semanas después del accidente, a 67 metros de profundidad. Los restos del piloto de 59 años nunca fueron hallados.

En el informe final, publicado en marzo de 2020, la oficina británica de investigaciones de accidentes aéreos (AAIB) determinó que el conductor de la aeronave perdió el control por una maniobra efectuada a una velocidad muy elevada, "probablemente" para evitar el mal tiempo.

El avión, un Piper PA-46 Malibu, se habría dañado en esa maniobra, y los investigadores creen que el piloto "probablemente" se intoxicó con monóxido de carbono del sistema de escape del motor.

"El avión parece que se está por caer a pedazos. Tengo miedo"

Los investigadores también subrayaron que el vuelo no se realizó conforme las reglas aplicadas a vuelos comerciales. El piloto navegó de noche, en condiciones meteorológicas difíciles y no tenía licencia para pilotar ese tipo de avión o para volar de noche. El avión llevaba una velocidad de 435 km/h al hacer impacto con el agua, según la AAIB, que descartó cualquier posibilidad de sobrevivir.

El vuelo fue fletado por el piloto británico David Henderson por pedido del intermediario Willie McKay y su hijo Mark, contratados por Nantes para realizar la transferencia de Sala. El club de Cardiff aseguró haber propuesto un vuelo comercial al jugador, quien lo declinó. Antes de tomar el pequeño avión privado, Sala expresó preocupación por el estado del aparato.

”Estoy aquí arriba del avión que parece que se está por caer a pedazos. Me estoy yendo para Cardiff”, dijo Sala en un audio enviado a sus amigos por WhatsApp antes de su muerte. “Pero ya saben, papá, que tengo miedo”.

David Henderson se declaró no culpable de infracciones a la legislación de navegación aérea en una comparecencia en octubre de 2020 ante el tribunal de Cardiff. Henderson, originario del norte de Inglaterra, fue liberado bajo fianza en espera del proceso.

Familiares, amigos, enviados de Nantes, Burdeos y Cardiff, vecinos... Centenares de personas llegaron a inclinarse, llorar o poner una mano sobre el ataúd del futbolista originario de Progreso, el poblado argentino de 3.000 habitantes donde creció.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: