Lo ha hecho de nuevo, Messi. Otra vez le puso una yapa a una actuación fenomenal: metió dos goles para el triunfo 3-0 ante Chelsea para avanzar a los cuartos de final de la Champions League ante el Chelsea (1-1 en la ida). Y así llegó a los 100 gritos en el torneo.

Antes de que ambos equipos se puedan acomodar en la cancha, el Barsa ya estaba en ventaja. A los dos minutos y tras un rebote en la defensa, Luis Suárez tocó de manera magnífica -de taco- para la llegada de Messi por la derecha del ataque y el argentino remató con su pierna menos hábil para vencer de caño a la floja respuesta de Thibaut Courtois.

Los ingleses, tocados en el plan inicial y debieron salir a buscar pero eso les generaba un problema grande: se exponían a una contra letal. Y Messi tenía en la manga un nuevo truco para estirar la ventaja. El argentino robó una pelota en mitad de cancha, corrió y ganó en velocidad dos veces, esperó con la pausa justa y cedió para Dembelé, quien entraba en soledad por la derecha del ataque. El francés definió fuerte arriba para el 2 a 0. Después, Courtois le ganó un mano a mano al uruguayo Suárez tras una gran habilitación de taco de Iniesta.

Mención especial en esos primeros 45' para dos atajadas de Ter Stegen. La primera a William contra su arma favorita: el remate desde lejos. A los 12' se quedó con una pelota difícil sin dar rebote, que pudo haber sido el empate parcial de la serie. A los 37' le tapó otro disparo de frente al arco a Marcos Alonso.

En el complemento, otra vez los catalanes casi madrugan al rival londinense a los dos minutos. Courtois se equivocó en una salida, le pegó mal y se la regaló a Suárez, pero después le ganó el duelo tras el remate del uruguayo.

Hasta que a Messi se le ocurrió gritar su gol número 100 en la Champions. Recibió el pase de Suárez a un metro de la medialuna y aceleró a máxima velocidad para penetrar por el costado izquierdo del área. Una flecha.

Y coronó el arranque con un latigazo letal que nuevamente se metió entre las piernas de Courtois. Sí, dos goles y ambos de caño.

En el otro partido de la jornada, en Turquía, el Bayern Munich volvió a vencer al Besiktas, esta vez por 3-1, y cerró la serie con un global de 8-1, tras el 5-0 en Alemania. Thiago Alcántara, Gonul -en contra- y Sandro Wagner convirtieron para la visita. El brasileño Vagner Love descontó para el local.

FUENTE: Clarín
visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario