"Él quería ser seleccionador, no quedaron dudas. Ha tenido ofertas tremendamente importantes y quiero poner en valor que ha puesto mucho de su parte porque de otra manera hubiera sido imposible. Y eso fue lo que me gustó de él, su compromiso por dejar pasar otras oportunidades económicas. Por eso cumple con todos los parámetros para ser el entrenador de la selección”.

En la explicación de Luis Manuel Rubiales, presidente de la Federación Española de Fútbol, acerca de los motivos que los llevaron a elegir -de manera unánime- a Luis Enrique como nuevo entrenador de la Furia hay escondido otro mensaje. O al menos eso es lo que sienten en algunos sectores del Real Madrid, y puede que algo de eso exista en definitiva.

Te puede interesar: Fernando Hierro renunció como DT de España

Porque tras el escándalo que se generó en pleno Mundial, cuando el club merengue anunció que Julen Lopetegui sería el reemplazante de Zidane post participación en Rusia y Rubiales lo tomó como una traición, la designación de un hombre con fuertes vínculos sentimentales con el Barcelona despierta cierta sospecha.

Con menos de dos meses en el cargo, Rubiales ya dejó entrever que no le tiembla el pulso y que pondrá mano dura ante lo que él considere errado. Así lo mostró durante el Mundial, y también a la hora de encontrar el sucesor del interino Fernando Hierro. Por eso explica que “no habrá cláusula de rescisión” en el contrato de Luis Enrique y que “no hemos hablado con nadie más que él”, dejando en claro que el ex DT culé era el plan A y B.

Luis Enrique

Ahora bien, la realidad es que el vínculo entre el nuevo DT de la Furia y el Real Madrid se tornó conflictivo luego de que el ex delantero se marchara del Merengue al Barcelona a mediados de 1996. A partir de entonces, el hombre nacido en Gijón siempre se mostró distante a la hora de hablar del Madrid. “Me veo raro de blanco en la televisión. Creo que el azulgrana me sienta mejor”, declaró hace un tiempo y no fue tomado nada bien por su ex club. Ni hablar cuando fue denominó “orgasmo futbolístico” al 6-2 que le propició el conjunto catalán al Real en 2009…

Con el lío de Lopetegui aún latente y el pasado anti-madridista de Enrique, tampoco es descabellado que en el Merengue se generen algunas suposiciones sobre un posible pase de factura por parte de la Federación Española. Por eso, aunque el propio Rubiales aclare que “hubo acuerdo total porque entendemos que viene para que la selección gane, ése es su cometido”, desde otros sectores no piensan que se trate sólo de una cuestión futbolística…

FUENTE: Olé.com
visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario