El conjunto dirigido por Ariel Holan recibió ayer en Avellaneda a las Águilas Doradas de Rionegro en busca de dar vuelta el resultado para meterse en la próxima fase. A pesar de haber perdido por 3 a 2 en el partido de ida, un resultado no tan malo si se consideraban los dos goles de visitante, el revuelo que se generó alrededor de la continuidad del entrenador envolvía al encuentro en un marco de incertidumbre sobre cómo reaccionaría el equipo.

Lejos de ser una catástrofe para Holan y compañía, y por consecuencia para el Rojo, el conjunto reaccionó y logró un 2 a 0 con goles de Silvio Romero y Cecilio Domínguez, para así avanzar a octavos de final, allí enfrentará a Universidad Católica de Ecuador.

El Diablo de Avellaneda tomó la iniciativa desde el comienzo, pero no pudo marcar en el primer tiempo. Los nervios hicieron todo cuesta arriba para el dueño de casa, que se fue a los vestuarios despedido por silbidos y en medio de un panorama bastante preocupante.

En el complemento llegaron los goles y con ellos la tranquilidad. A los 2’PT, Silvio Romero definió a la red después de un gran pase de Pablo Pérez y provocó un estruendo en el estadio Libertadores de América que hasta ese momento había acumulado nervios e incertidumbre.

independiente de avellaneda.jpg

Minutos más tarde, a los 15’ST, y luego de otra asistencia del ex Boca, apareció Cecilio Domínguez para meter un cabezazo certero. El paraguayo extendió la diferencia en el marcador y prácticamente definió la serie a favor de su equipo.

La victoria de Independiente descomprimió la tensión que se había generado en medio de las versiones sobre la continuidad de Holan. La clasificación es lo que el Rojo necesitaba antes del receso para ordenar las ideas, definir el futuro y empezar a trabajar en el segundo semestre del año.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario