Es su decimonoveno duelo como profesionales con ventaja abrumadora de 14-4, incluyendo 10-3 en canchas duras, para Djokovic, campeón en Flushing Meadows en el 2011 y el 2015 y que llega a la octava final, la primera de un Grand Slam que va a disputar contra del Potro, que se llevó el título en el 2009.

La última vez que del Potro venció a Djokovic en canchas duras fue durante los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, una derrota que devastó al tenista serbio, mientras que éste será el tercer enfrentamiento en Flushing Meadows.

Del Potro - Djokovic

"La pérdida desgarradora en los Juegos Olímpicos, eso me dolió mucho, y probablemente sea donde gasté todo lo que me quedaba en el tanque", reconoció Djokovic tras la perdida de confianza.

Ambos tenistas también protagonizaron en las semifinales de Wimbledon del 2013, el mejor partido de sus duelos que se convirtió en un "clásico", decidido a favor de Djokovic en cinco sets.

Nadie cuestiona que Djokovic llega a la final en plenitud y como el legítimo favorito, pero el serbio es consciente que cuando salte a la pista central Arthur Ashe su otro gran rival será el público neoyorquino, quien sigue sin tenerlo entre sus preferidos, todo lo contrario de lo que sucede con del Potro. Ese factor será el que más pueda ayudar a del Potro, que cada vez que juega en Flushing Meadows el ambiente se transforma en una cancha de fútbol.

Del Potro asumió su condición de no ser el favorito, pero recordó que lo mismo sucedió en el 2009 cuando se enfrentó a Federer, porque lo que espera que una vez más puedas dar la "sorpresa" que le de un segundo título de Grand Slam y lo mantenga en el puesto número tres del mundo.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario