Deporte adaptado. 

Jujuy Básquet: de la rehabilitación a la competencia

El equipo de Jujuy Básquet, sobre silla de ruedas, compitió en Salta. La historia de uno de sus jugadores, que fue de la rehabilitación al cambio de vida.

Este fin de semana, los jugadores del equipo jujeño de básquet adaptado estuvieron en la localidad de El Carril, en Salta, donde participaron de un torno. Para Jujuy Básquet fue un desafío y un nuevo paso en su camino de planificación a futuro, además de un logro dentro de las dificultades que suponen estos viajes para un grupo que debe llevar diez sillas de ruedas para participar de un partido.

"Nos cuesta mucho viajar", le cuenta a Canal 4 Gustavo Lemos, el entrenador de Jujuy Básquet, quien explica que para ellos no se trata solo de movilizar a los jugadores sino también de idear una logística para trasladar diez sillas de ruedas - siete deportivas y tres de uso diario - al viajar con siete jugadores. "Es la particularidad de este deporte, que es complicado en cuando a logística; pero la pasión no entiende de limitaciones y hemos podido obtener muy buenos resultados", relata el coach orgulloso.

Este fin de semana tuvo la particularidad de que a Jujuy Básquet le tocó enfrentar a un equipo de Tucumán que está entre los cinco mejores del país y que tiene en sus filas a la tucumana Fernanda Pallares, jugadora de la Selección Argentina de básquet adaptado y una de las mejores en su rubro. "Perdimos por casi 30 puntos pero nos sirvió para tomar consciencia de cómo se juega en ese nivel competitivo y para planificar los partidos que nos van a tocar jugar a futuro", comenta Lemos.

"El deporte me dio todo"

Del deporte como rehabilitación al deporte como estilo de vida, así fue el cambio para Jair Cortés, uno de los jugadores de Jujuy Básquet que, relata, hace 10 o 12 años quedó en silla de ruedas a causa de una malformación congénita.

Cuenta que deporte comenzó como parte de su rehabilitación porque formaba parte de su iniciación con la silla de ruedas. "Después de hacer mi rehabilitación comencé con el deporte como forma de vida", explica Jair y detalla que en 2018 llegó a jugar para el Seleccionado de Salta, que lo llevó a jugar en la Liga Nacional. "Ahí empezamos con una perspectiva más profesional porque antes era más rehabilitación. Con nuestro esfuerzo compramos sillas personalizadas y acordes al juego y empezamos a mejorar. Así formamos Jujuy Básquet para representar a la provincia", relata.

Hoy el equipo de básquet adaptado entrena las mañanas de los lunes y miércoles en el estadio olímpico de Palpalá.

Las sillas para jugar al básquet adaptado difieren de las convencionales. Jair explica que las ruedas inclinadas hacia afuera para tener más estabilidad y un giro más fluido. Además, cuentan con rueditas antivuelco adelante y atrás. Todas esas ruedas tienen cubiertas que se gastan rápido y que, encima, son importadas. Eso además del costo del cuadro. En un suma, el precio una silla de ruedas para jugar al básquet adaptado arranca en $180 mil y es por eso que muchas veces desde Jujuy Básquet piden colaboraciones.

"El deporte me dio todo. Yo soy muy activo: hago básquet y pesas; el deporte me llevó por muchos lugares y a conocer a mucha gente. Es lo loable del deporte y para mí es un estilo de vida", concluye Jair.

Jujuy Básquet: de la rehabilitación a la competencia

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
Comentarios: