A pocos días del inicio de la máxima cita futbolística del planeta, el mejor jugador del mundo dejó sus visiones y dio datos de sus años futbolísticos

¿Cómo se ve en el Mundial?

"Depende de cómo nos vaya, de la manera de terminar, el hecho de haber pasado por tres finales sin ganarla y de haber pasado momentos complicados por la prensa y por la gente de Argentina por la manera de ver lo que habíamos hecho y de no valorar lo que hicimos, porque no es fácil llegar a la final… Si bien lo importante es ganar, estar ahí no es fácil y depende un poco de cómo se termine todo".

Si gana el Mundial, ¿seguirá motivado?

"La motivación va a seguir siendo la misma por más que gane el Mundial. Tuve la suerte de ganar todo a nivel de club más de una vez y año tras año la motivación es volver a ganar, volver a intentarlo y va a ser lo mismo si se llega a dar lo del Mundial.

La Selección a la que más le teme

"Brasil, España, Alemania, Francia, Bélgica, de la que por ahí no se la nombra tanto y tiene jugadores muy buenos y la experiencia del Mundial anterior… Creo que va a ser un Mundial muy parejo".

Messi reconoció que el 2010 fue el año más complejo de su vida como futbolista ya que desde entonces comenzaron sus problemas con el órgano fiscal de España por el que fue a juicio y en 2016 recibió una severa condena. En una entrevista con el diario Sport habló de este tema y también del Mundial, de su vida en Barcelona y los últimos intentos frustrados de ganar la Champions, de la salida de Zinedine Zidane del Real Madrid y, entre otras cosas, el visto buenos a la posible llegada de Antoine Griezmann a la institución culé.

"Con el doblete hicimos un grandísimo año. Es verdad que la ilusión de todos siempre es la Champions por lo que significa poder conseguirla pero creo que no hay que quitarle méritos a lo que hicimos, haber ganado la Liga y la Copa. Creo que son cosas diferentes y nosotros hicimos un año espectacular, solo perdimos tres partidos pero bueno, tuvimos la mala suerte de haber quedado afuera de la competición más ilusionante (sic) pero el doblete creo que fue muy bueno".

Cómo impacta haber ganado una sola Champions de siete jugadas en los últimos años

"A nosotros nos hubiese gustado ganar más, sobre todo los últimos años. El hecho de haber quedado afuera en cuartos de final no nos puede pasar y más cómo se dio la última, con la diferencia que íbamos, con el resultado del primer partido… Creo que eso hizo que aún sea más doloroso y visto peor por cómo se dio".

¿Le gustaría que el Real Madrid perdiera siempre?

"Quiero ganar yo siempre. Lo que hagan los demás equipos mucho no me interesa pero como barcelonista y todo nunca querés que gane el máximo rival pero la verdad es que lo primero que quiero siempre es que ganemos nosotros".

La salida de Zinedine Zidane del Real Madrid

"Mucho no lo esperaba, como nadie. Él tendrá sus razones, sus motivos, por algo lo habrá hecho, pero también es bueno saber irse así, habiendo ganado todo porque nadie le puede reprochar nada. No sé por qué habrá sido la decisión pero la verdad que sorprendió".

¿Griezmann sí o sí?

"No sé si es prioritario o no pero sí estoy de acuerdo que nosotros para volver a ganar esa Champions tan deseada tenemos que tener a los mejores y Griezmann es uno de ellos. Si el club lo puede traer, encantado pero si es prioridad o no depende del club y del técnico".

¿Se ve como entrenador?

"No, pero uno nunca sabe lo que pasa. Yo lo había escuchado a Zidane decir que nunca iba a ser entrenador y después le terminó picando y estuvo ahí. En principio no me veo ahí ni en nada, no sé qué va a pasar, trato de vivir el momento. Cuando llegue otra cosa veré qué camino seguir".

¿Cuál es el estilo Barça?

"Sacar muchos chicos de la cantera, jugar siempre de una misma manera… A veces vienen jugadores de afuera que le cuesta muchísimo adaptarse al fútbol del Barcelona. Parece sencillo y no lo es. Nosotros, que nacimos acá adentro y pasamos tanto tiempo dentro del club, sabemos de qué se trata, de cómo se juega, de ir un paso adelante cuando recibís la pelota, de ya saber dónde están tus compañeros y no es fácil la adaptación de los que vienen de afuera por más profesional que sea. La filosofía de este club es diferente a todo".

¿Barcelona tiene Messidependencia?

"Es una locura. Que el mejor equipo del mundo dependa de un jugador querría decir que algo mal se está haciendo. El Barcelona tiene jugadores grandísimos como para decir que se depende de uno solo. Hablamos de jugadores de primer nivel, de los mejores del mundo y es una locura que se diga que el equipo tiene Messidpenedencia".

¿Es Messi un catalán más?

"Me siento de acá, vine con 13 años, crecí y me hice acá. Conocí la ciudad de Barcelona cuando tenía 13 años y los primeros tres o cuatro era un turista más hasta que me mude a Castelldefels y después empecé a hacer más vida ahí con mi familia, con mis hijos y por eso no se me ve tanto por la ciudad pero soy un amante de Barcelona y de la manera de vivir de acá (…) Y mis hijos son más de acá que yo. Nacieron acá, tienen las raíces argentinas pero ellos nacieron acá y tiene todas las costumbres del catalán".

Sus peores momentos en el club

"He tenido momentos de llorar con este club, son muchos los años, muchos los momentos. Viví momentos tristes… Cuando uno no consigue los objetivos, somos profesionales y es como cualquier trabajo; cuando no salen las cosas uno lo sufre. Tuve un año complicado también en el momento que tuve todo el lío con Hacienda. Fue duro, no llegué a la depresión pero sí que la manera en que se me atacó, que se decían las cosas de mí, de mi familia, de mi papá, de mi gente… Fue duro sobre todo de Madrid, me sentí muy atacado y tuve la suerte de tener el respaldo de mi gente, del Barcelona de Cataluña, del periodismo de acá (ndr: en referencia a Barcelona) y eso me hacía estar un poco más tranquilo".

¿Por qué cree que le tocó pasar por todo eso?

"Yo creo que era la orden. De pegarme y de aprovechar el momento de debilidad que estábamos pasando por lo que estaba sucediendo y venían de ahí, de Madrid. Yo sabía que era así e incluso sabiéndolo me molestaba y me dolía. Fue difícil porque además fue el año del Mundial también, tuve una lesión en el medio… Fue un proceso complicado porque se dijeron muchas cosas fuera de lugar. Pero me respaldé en mi familia, en mi mujer, en mis hijos. Siempre me aislé de todo estando y disfrutando con ellos".

Su metamorfosis como futbolista

"El tema de reinventarme dentro de la cancha se fue dando solo, por circunstancias o momentos dentro de un partido. Me he sentido con la libertad de jugar más atrás, de arrancar la jugada desde atrás, de no perder la llegada al arco rival que siempre es lo que me gustó y se fue dando solo".

Fuente: Infobae

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario