Los tienen en la mira

Recién inició el torneo, pero la mejor competencia del basquet mira de cerca a los jóvenes talentos “albicelestes”

La Generación Dorada marcó una época en el básquet, y no solo en Argentina, también a nivel mundial, algo que quedó demostrado tras los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Miles de deportistas se rindieron ante el talento de los albicelestes y hasta la NBA les dedicó un video.

Para esta temporada, finalmente serán cuatro los jugadores nacionales que podrán codearse con los mejores del planeta. Luis Scola intentará trasladar su experiencia a un joven plantel de los Brooklyn Nets, Emanuel Ginóbili, ya sin Tim Duncan, será la reverencia de unos San Antonio Spurs que contarán entre sus filas con Nicolás Laprovittola. Nicolás Brussino, por su parte, ingresó en el roster final de los Dallas Mavericks. En cambio, Pablo Prigioni fue cortado a último momento por los Houston Rockets y es una incógnita dónde seguirá su carrera.

Sin embargo, las franquicias estadounidenses planifican todo y para la 2017/2018, ya tienen apuntados varios nombres que nacieron por esta parte del mundo. El primero que hay que mencionar es Patricio Garino.

El alero oriundo de Mar del Plata realizó la pretemporada con los Spurs, pero finalmente no logró quedarse con uno de los lugares. Sin embargo, Gregg Popovich le ve potencial al joven de 23 años y decidió que pase a Austin Spurs, el equipo que tienen los texanos en la D-League (una especie de Reserva).

Aunque su altura (1.79m) le juega algo en contra para el estereotipo de basquetbolistas que prefieren las instituciones de la NBA, Facundo Campazzo aparece en la carpeta de algunas franquicias. Es más, desde Estados Unidos algunos se animan a afirmar que se apresuró en renovar su vínculo con el Murcia. El base atraviesa un gran momento en España y realizó un destacado JJOO.

El alero Juan Pablo Vaulet es otra de las jóvenes esperanzas argentinas que podría llegar a la elite de este deporte en breve. Brooklyn se quedó con su elección en el Draft de 2015 y actualmente es una de las figuras de Bahía Basket, pese a sus 20 años.

Gabriel Deck es otro que podría desembarcar en un futuro cercano a la NBA. El deportista incorporado este año por San Lorenzo integró el plantel de la Selección en Río de Janeiro y diversas franquicias lo siguieron de cerca en el amistoso que el Ciclón tuvo ante los Toronto Raptors.

Lo que parecía una quimera hace unas décadas, hoy es una realidad. Si bien la Generación Dorada está dando sus últimos destellos dentro de las canchas, varios talentos argentinos prometen tomar la posta y seguir su legado.

Fuente: Infobae

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: