La B Nacional, segunda categoría en importancia, ya sabe que en su próxima temporada no habrá descensos ni promedios. Sí, que el torneo se jugará todos contra todos a una rueda y que el campeón ascenderá a la Superliga. Y tendrá un octogonal que disputarán los que terminen entre el segundo y el noveno puesto. El ganador de ese mini-torneo se asegurará el segundo ascenso a la Superliga.

El campeonato de la B Nacional terminará entre abril y mayo. Y recién en agosto de 2019 arrancará la temporada 2019-2020, en la que se concretarán las reformas planteadas hoy en un restaurante de Puerto Madero.

La B Nacional sellará su mentada zonificación y se dividirá en dos. Por un lado, los equipos metropolitanos. Por el otro, los del interior. Todavía no está confirmado si serán 18 o 20 equipos por zona, cuestión que terminará de zanjar la comisión de Torneos de la AFA.

El mismo órgano decidirá cómo se implementarán los descensos de cara a la temporada 2020-2021. Y cuántos equipos bajarán de cada zona. "Lo cierto es que todos en el ascenso queremos terminar con el sistema de los promedios", dicen cerca del presidente Tapia. Lo más probable, entonces, es que los últimos de la tabla pierdan la categoría.

La B Metropolitana y el Torneo Federal A serán los proveedores de equipos de cara a la B Nacional zonificada. Los clubes "subirán por mérito deportivo", aclaran en la AFA. Subirán a cada zona los que sean necesarios para llegar al número mágico de 18 o 20 equipos por cada lado. Cuando se defina esa cantidad, quedará estipulado el número de equipos que subirán para la primera temporada de la nueva B Nacional.

La sangría de equipos desde la B Metropolitana a la zona homónima de la B Nacional provocará la fusión de esa categoría con la C. Y la actual D desaparecerá como tal y será la nueva Primera C. Así, no habrá más categorías 100% amateurs en el fútbol argentino. El Consejo Federal, por su parte, ya había encarado sus propias reformas hace unos meses.

La reforma de los torneos del ascenso y la eliminación de los promedios era una de las ideas-fuerza con las que llegó Claudio Tapia a la presidencia de la AFA. Durante los últimos meses fue moldeando un acuerdo entre todas las categorías con la ayuda de sus dos máximos operadores: Pablo Toviggino (presidente del Consejo Federal) y Daniel Ferreiro (vocero presidencial y referente de la B Nacional).

Fuente: La Nación

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario