La terna arbitral se equivocó y perjudicó al equipo de la provincia. No fueron buenas las decisiones que terminaron arruinado lo que hasta ese momento era un partidazo.

Los parciales del encuentro hasta su suspensión eran 20-25, 20-25 y 35-33.

Un error ajeno terminó con las ilusiones del equipo de Miguel Juárez. Un yerro en la mesa de control dio por finalizado el encuentro otorgándole la victoria automática por 2 a 1 al equipo formoseño.

Un cierre inesperado para un  equipo que había llegado con todas las esperanzas de llegar a lo mas alto. El plantel descasa esta noche en Buenos Aires y mañana emprende el regreso a Jujuy. 

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario