El argentino Juan Martín del Potro, 29 años, no estaba ni entre los 1.000 mejores jugadores del ranking dos temporadas atrás. Hoy domingo disputará su segunda final de Grand Slam, aspirará a ganar el US Open , como ya hiciera en 2009, antes de entrar en una espiral de cuatro operaciones de muñeca, una en la derecha y tres en la izquierda, la última en 2015.

“Yo sólo quería volver a jugar a tenis, no esperaba esto, volver a sentir estas emociones: ganar títulos, esperar una final, tener el mejor ranking de mi carrera. Todo es prácticamente perfecto”, confiesa.

Es el nº 3 mundial, una plaza que defiende en la final ante su rival, el serbio Novak Djokovic. Quien levante el trofeo se pondrá en la rampa de salida hacia la lucha por el nº 1 que aún conserva Rafa Nadal con cierta ventaja.

Del Potro

Si la ‘Torre de Tandil’ disfruta de su volver a empezar, qué decir de un Djokovic desesperado por los seis meses de baja por un codo derecho que acabó conduciéndole al quirófano. Irascible a principios de curso, en su reaparición, porque no hallaba su tenis.

De repente, un clic enorme conquistando Wimbledon, al que siguió Cincinnati, siendo el primer tenista con todos los Masters 1000 en su palmarés. A sus 31 años, otra vez citándose con la leyenda, ya que quiere un tercer Open USA, tras 2011 y 2015, en su octava final en Nueva York, 23ª de Grand Slam. Si reina, igualará los 14 ‘grandes’ de Pete Sampras, por los 17 de Nadal y los 20 de Federer.

El balance recuerda que ‘Nole’ ha vencido a ‘Delpo’ en 14 de 18 ocasiones, incluidas las tres más recientes, todas en 2017. “También Federer era el favorito nueve años atrás, y gané yo”, resta trascendencia al balance el suramericano, de quien Djokovic dice que “está jugando el tenis de su vida. Será difícil pero yo estoy listo”.

FUENTE: Clarín
visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario