La primera reacción de Sabrina Rojas al enterarse de la difusión de fotos íntimas de su marido, Luciano Castro, fue un mensaje en Instagram cargado de humor: “A todos los que me preguntan si vi las fotos de mi marido mostrando sus dotes, ¿talento? Sí, claro que las vi, hace mucho. Y solo tengo para decir ‘Gracia Dio’ por dejarme comer semejante lomo desde hace diez años. Alabado sea Castro”.

Sabrina.jpg

La difusión no autorizada de imágenes o grabaciones íntimas está considerada como una contravención en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires. Es decir que compartir el material que llega por redes sociales, servicios de mensajería u otros medios es un ilícito y puede ser sancionado con multa, trabajo comunitario o hasta 10 días de prisión, aunque se desconoce que estén buscando al culpable.

Por ello ante la aparición de nuevas fotos y un video privado de Castro, que comenzaron a circular el viernes pasado en las redes sociales, la modelo se puso más seria y decidió llamar a la conciencia general de sus seguidores.

Sabrina - campaña.jpg

“Si a tu celular llega una imagen o video que expone, exhibe, humilla o vulnera la intimidad de las personas, no lo compartas. Sé respetuoso, las víctimas sufren. Sé parte del cambio creando civismo digital”, reza el mensaje tomado de una campaña realizada en México, pero que bien aplica al caso de Argentina.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario