Un tremendo blooper tuvo Zaira Nara durante su programa "Morfi, todos a la mesa" ayer por la mañana.

La joven conductora llegó a un sector del estudio ambientado en la playa para un segmento especial y se sentó en una reposera que era de utilería.

Inmediatamente la lona de la silla sedió y Nara quedó sentada en el piso. Inmediantamente se tentó y no podía parar de reír, mientras sus compañeros le preguntaban si estaba bien.

"¡Me hubieran avisado que no me podía sentar!", dijo a la producción.

No te pierdas el video.

Embed

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario