¿Sexo en el baño de un avión? Aunque a muchos le parezca de película, para una tripulación es una situación normal. Al menos, así lo explicó Magui Bravi, quien contó detalles de la experiencia de ser azafata, empleo que tuvo tiempo antes de saltar a la fama por su participación en el Bailando.

En una entrevista publicada por Infobae, la bailarina y conductora recordó cómo era el tiempo en el que se desempeñaba como azafata: "me pasó de todo, desde encontrar gente en los baños hasta en un vuelo a Chile ver un bebé volar de un asiento al otro por la turbulencia: la madre lo soltó, la persona que estaba atrás lo atajó. No pasó nada, pero podría haber sido un gran accidente. Y me pasó de ver personajes, gente con la que trabajo hoy en día o me cruzo en el ambiente, y en su momento los he llevado y les serví un café".

Al ser consultada sobre qué hacía la gente que se encontraba en el baño de la aeronave, Magui fue punzante: "tenían relaciones. Me parece hasta normal. Hice tantos vuelos que era algo normal. No era yo la que los sacaba, era la jefe de cabina".

"Era muy exigente conmigo como azafata. Tenía dos personajes: uno, la azafata muy correcta que te atendía y todo tenía que estar perfecto; y otro, la azafata medio actriz que le encantaba desfilar por el pasillo y hacer el anuncio. Supuestamente cuando hacés el anuncio estás en el asiento de la azafata, y no te ven; a mí me encantaba pararme, asomarme al pasillo y hacer el anuncio parada como si estuviera bajando la escalera o saludando. Amaba que estuvieran todas las cabezas del avión, los tenés a todos sentados aunque no quieran, mirándome hablar", sostuvo la conductora.

Por último dijo que "amaba hacer todas las señas de primeros auxilios. Fue una linda etapa. Gracias a eso pude viajar mucho. Si estás terminando el colegio y no sabés qué hacer con tu vida, es una gran profesión para esos primeros años".

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario