Jimena Barón sumará un (viejo) nuevo desafío a su panorama laboral este año: fue confirmada para el Bailando 2018. La "Tonta" se sumará al certamen con un equipo de lujo que, por un lado, le garantiza calidad en sus coreos pero que por el otro, le exigirá un alto rendimiento. Es que Barón saldrá a la pista de la mano de Matías Napp, el coach de Laurita Fernández y Fede Bal y de Mauro Caiazza, el bailarín que en 2017 formó dupla con La Chipi.

En diálogo con La previa del Show, Jimena confirmó la propuesta y confesó que se animó a aceptarla después de mucha meditación. Ella ya había participado en 2011 -mucho antes de Daniel Osvaldo, la explosión de su figura fit y su faceta de cantante- y no pudo volver a participar porque después se enfocó en su carrera como actriz.

"A mí me vuelve loca bailar, el tema es después la locura de los horarios. Al principio cuando me llamaron dije que no, un poco por cag...o vértigo, y la verdad que después tenía muchas ganas de bailar y se me da en un año en el que soy cantante y los shows son como una carga horaria mucho más manejable. Y, de repente, lo vi como una posibilidad. Estaba un poco asustada... estoy un poco asustada", comenzó.

Jimena Baron

"Yo no soy una mina que va a dejar de hacer algo por miedo, por eso finalmente decidí aceptar y disfrutar de los ensayos y del equipo bestial que me tocó", reconoció y habló de una de sus últimas participaciones en el Bailando, en 2015, cuando recién se había separado de Osvaldo y se decía que a él no le gustaba verla en la TV. "Ahora lo hago libre, eso está buenísimo. Me agarra en un momento segura, que hay que estarlo para estar en un lugar así, y yo me divierto. Son más simples las decisiones en mi vida, lo que a mí me dan ganas de hacer lo hago y punto", cerró, entusiasmada por salir a la pista.

FUENTE: Todo Show
visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario