Hace ocho meses que Matías Defederico armó las valijas y partió rumbo a Grecia para una nueva aventura futbolística. El jugador aceptó formar parte del Apollon Smyrnis, un club de primera división de ese país, después de un largo tiempo sin equipo, desesperado por las cuentas en rojo. Desde entonces, Defederico cuenta los días para volver y reencontrarse con sus hijas, Charis, Bella y Francesca.

El momento finalmente llegó el domingo. El ex de Cinthia Fernández pisó suelo argentino y fue directo a visitar a sus hijas. El primer contacto seguramente fue muy emocionante, pero Matías prefirió dejarlo en la intimidad. Sí compartió imágenes de su nueva rutina con las chicas: las llevó al colegio, después a gimnasia artística y a la noche durmieron en su departamento.

La situación podría ser un gran alivio para Cinthia, que es la encargada de las chicas a tiempo completo. Sin embargo, el regreso de su ex significó también un nuevo dolor de cabeza, porque en uno de sus posteos, el jugador parece haberle lanzado un dardo encubierto.

Matias Deferedrico

"Primera cena en casa juntos, gracias por hacerme el papi más feliz del mundo. Digan lo que digan, hagan lo que hagan , jamás van a vencer nuestro sentimientos", escribió Matías junto a la foto de la "pijamada" de reencuentro.

¿Fue para Cinthia? Así lo interpretaron varios seguidores. Sin embargo, en uno de los comentarios al respecto, el jugador decidió intervenir para aclarar el mensaje y aseguró que fue dedicado a los haters en general y no a su ex.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario