Es uno de los pioneros en nuestro país del stand up. Se presenta con un show de monólogos que dura alrededor de una hora y media “van a ver a un gordo verborrágico - nos cuenta - que no va a hablar de nada muy profundo más que el objetivo de hacerlos reír. Voy a pasar por temas de la familia de la pareja, el asado, cosas muy argentino, es un show muy argentino”.

Su espectáculo no se caracteriza por tocar temas políticos, ni religiosos “como decía la tía Marta en otras épocas “en la mesa no hablen de política ni de religión”. No está mal el cómico que lo hace, pero creo que la política da para muchos problemas y para problemas está la vida; vamos a reírnos y a divertirnos. Esa es la propuesta”.

El oficio de hacer reír es muy particular. Uno debe enfrentarse a la cotidianeidad que no deja mucho espacio para, al menos, esbozar una sonrisa. Nico tiene una mirada distinta: ”lo mío es un oficio y por lo tanto se me hace fácil, es como preguntarle a un futbolista si es difícil jugar al fútbol; todo depende, no me resulta tan complicado pero entiendo que puede ser una disciplina difícil para el que no la entiende”.

Es uno de los impulsores del stand up, que toma lo que fue en su momento el café concert. Sin embargo, Nicolás Biffi no encuentra contraste entre ambos “No hay ninguna diferencia para mí, lo único que cambia es el contexto histórico y los actores. El stand up es la remake del café concert y los cómicos son de la nueva generación y el stand up les da lugar. Yo lo llamo monólogo porque intento argentinizarlo, que se vuelva a decir monólogo de humor. Está saliendo una camada nueva de la generación de cómicos de entre 20 y 30 años, aunque no es mi caso que ya estoy pisando los 40”, señala con una sonrisa.

“Ser pionero no es una virtud, es haber estado primero. Cuando comenzó todo el movimiento luego del parate del café concert, había algunas cositas pero chiquititas pero no tenía repercusión dentro de lo social. Cuando comenzó de nuevo la movida, yo estaba con ganas de subirme al escenario. Fue una cuestión de suerte de estar en el espacio y tiempo de cuando comenzaba”.

El “beso virtual” atrae de por si a propios y extraños. Nico se encarga de explicar: “le pusimos por dos motivos. Para la gente que me conoce, que es una audiencia bastante grande en internet, cuando yo arranco los monólogos empiezo diciendo “como les va queridos amigos besos virtual”, termina siendo un guiño. Para los que no me conocen es una especie de llamador, termina siendo una cuestión de marketing”.

Una presentación que se podrá apreciar con magnitud en el Teatro Mitre, este domingo a las 20 hs. Si quiere reírse un poco, la mesa está servida.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario