Armar el árbol de Navidad es una costumbre especial que generalmente se hace en familia. A horas que se que se vaya noviembre y llegue el último mes del año, muchas familias jujeñas, decidir que día se arma es un dilema. ¿1 o el 8 de diciembre, el día de la Virgen?.

Algunos optan por tener todo listo para el 1 de diciembre. Por costumbre o fe, la opción de tenerlo todo el mes de diciembre para algunos no tiene cambio y el mejor lugar de la casa está reservado para armarlo, con algo nuevo, muchas luces y el infaltable pesebre.

Hay varias leyendas que buscan determinar el día y sus motivos, aunque varían de acuerdo a cada cultura. Los celtas elegían el 8 de diciembre, identificando la fecha con el nacimiento de Frey, dios del sol y la fertilidad, objeto de adoración de los celtas cada 8 de diciembre de cada año.

Te puede interesar: Este año armar el arbolito cuesta entre 1200 y 1500 pesos


“La tradición dice que se arma el 8, pero nada quita que se pueda armar antes”, dijo José Núñez de la Basílica San Francisco, y agregó que lo importante es que “el armado sea una tarea de toda la familia, ya que todos colaboremos para poder los adornos”, adujó.

La tradición de armarlo el 8, extendida por algunos países de Europa pero, sobre todo, por Latinoamérica, es relativamente moderna y católica, ya que tiene que ver con una celebración muy importante para la fe y la devoción de la Iglesia: la fiesta de la Inmaculada Concepción de la Virgen María.

La “Inmaculada Concepción de María” no tiene que ver con lo que hicieron o dejaron de hacer los padres de María para engendrarla, ni con el modo con el que la propia María concibió a Jesús, como algunos entienden. Es la creencia de que esa mujer –que fue la madre de Jesús– siempre estuvo preservada del pecado.

Para algunos, el árbol de Navidad recuerda al árbol del Paraíso, de cuyos frutos comieron Adán y Eva. Para otros, el “árbol de la Vida” o de la vida eterna, porque los pinos siempre están verdes. Otros, con el árbol sagrado de los celtas que San Bonifacio (misionero del año 600) derribó y reemplazó con un pino adornado con velas y frutos, que la modernidad cambió por luces y esferas de colores.

Para José Núñez armar el árbol tiene que ser con algunas pautas especificas. “Tiene que tener adornos simples, pero que sean sencillo y que hablen de la alegría que nos da el nacimiento de Jesús”, indicó.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario