ALFREDO GONZÁLEZ - CÁMARA DE COMBUSTIBLES

El próximo aumento en el precio de los combustibles sería del 4 o 6%, y se aplicaría antes del 13 de noviembre, según confirmaron desde la Confederación de Expendedores de Combustibles y Afines. Recordamos que el 14 de ese mes vence el congelamiento dispuesto por el Gobierno.

Desde la Cámara de Expendedores de Jujuy, Alfredo González admitió que la suba es inevitable, pero aseguró que el incremento será progresivo hasta llegar al punto de equilibrio de precios de importación y exportación. “Las petroleras calculan que el retraso está en el orden del 18 o 20%”, y estimó que si la suba es del 4%, será entre $1.5 y $2 pesos, dependiendo del combustible.

Te puede interesar: Noviembre recargado: se vienen aumentos en el combustible, los alimentos, las prepagas y la telefonía

“Desde allí todos los meses habrá un aumento de un 3% o 4% hasta llegar al equilibrio que exigen las provincias, las petroleras y los refinadores”, dijo González. La intención es que los aumentos paulatinos no afecten el consumo “Desde allí todos los meses habrá un aumento de un 3% o 4% hasta llegar al equilibrio que exigen las provincias, las petroleras y los refinadores”, dijo González. La intención es que los aumentos paulatinos no afecten el consumo.

El propietario de la estación local también dijo que hay un atraso del impuesto, tanto el ITC y CO 2, que se actualizaban trimestralmente y que hace casi cinco meses no se hace, y detalló que las autoridades están definiendo como se incluiría esos ítems en los futuros aumentos.

La suba del próximo mes se dividiría en un 4% para las petroleras y 2% para el Gobierno. La mayoría de los aumentos de este año son por la variación del dólar, ya que el barril de petróleo llegó a costar a US$ 70, pero después bajó hasta los US$ 61.

Te puede interesar: Mientras definen el porcentaje de la suba, en una semana subirá el precio del pan

Las expendedoras de bandera tienen un cupo en los volúmenes de combustibles recibidos, equivalente al promedio del último trimestre, mientras las estaciones "blancas" están desabastecidas, lo cual deriva en una crisis importante. “El congelamiento de precios trajo un congelamiento de volúmenes de venta. Hay filas en las estaciones porque hay poco combustible. El mercado mayorista no se congelo, está arriba de un 20% y ese mercado se está volcando a las estaciones. Por esos comparten el volumen que hay entre minoristas y los camiones que buscar cargar”, aclaró González.

Para las empresas los precios en surtidor están atrasados teniendo en cuenta un tipo de cambio nominal de $65, un Brent (precio internacional del petróleo) en torno a US$60 por barril, manteniendo los márgenes de refinación y actualizando el impuesto a los combustibles y a los biocombustibles. Según los últimos datos, la merma de consumo es de 5% interanual hasta septiembre pasado, y en la comparación de ese mes con agosto, mes donde entró a regir el congelamiento de precios, fue de 0,25%.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario