La situación no es nueva y por eso la bronca de los vecinos. Las familias que habitan el barrio 22 de septiembre, que colinda con cerro Las Rosas, viven una odisea diaria cada vez que tienen que salir a la colectora sobre la ruta 9 para ir a sus trabajos o a sus obligaciones.

Para dejar el barrio y enlazar con el centro o el resto de la ciudad es imperioso cruzar descampados con basura de todo tipo. Llegar hasta la colectora implica esquivar, lo cual resulta imposible, comida en descomposición, maderas, hierros, bolsas, botellas y cuanto desperdicio se les ocurra.

Algunos vecinos afirman que hasta animales muertos se ven en esas montañas de basura que convierten al lugar en un foco infeccioso muy peligroso, poniendo en riesgo la salud de toda la gente que vive en ese sector, agravado por las lluvias que convierten a las calles en un barrial.

Para colmo la seguridad en la zona es muy poca y los fines de semana casi nula, lo que sumado a los montículos de basura hacen que sea una “boca de lobo” ideal para quienes buscan delinquir, sorprendiendo a sus víctimas ayudados por la oscuridad y el engaño.

Los vecinos están cansados de reclamar soluciones, pero sin éxito. Aseguran que hasta camiones llegan a la zona para arrojar basura y no hay control.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario